bcv
Foto: Stefano/ criptonoticias

El Banco Central de Venezuela retiró de su portal web la cotización del petro como unidad contable.

Actualmente, en la página web del BCV solo se exhibe la paridad del bolívar respecto a las monedas fiduciarias.

Esta acción del BCV originó rumores sobre un posible aumento del salario mínimo en el país. El último sueldo decretado por el Estado, anclado al valor del petro, fue de 40.000 bolívares (medio petro).

El economista Víctor Álvarez indicó al portal CriptoNoticias que «mientras el precio oficial del petro es de 80.000 bolívares, en los mercados el petro se revende en 1.722.372 bolívares, equivalente a 72 salarios mínimos».

«Si el salario mínimo estuviera realmente anclado al verdadero valor del petro en el mercado, la remuneración de los trabajadores y de las pensiones no debería bajar de 861.186 bolívares», expresó.

Álvarez indicó que de confirmarse oficialmente el aumento en la cotización del petro, se tendría que recalcular el salario mínimo. Este ajuste podría tener un gran impacto sobre la producción y los precios.

Emilio Hernández, profesor de la Universidad Simón Bolívar, aseguró que se cometió un error al poner a fluctuar un petro bajo la órbita del dólar, mientras otro se mantuvo estable.

Explicó que esto originó que en el país haya un petro con valor de 80.000 bolívares y otro que vale un millón de bolívares.

Hernández destacó que una posible solución sería fijar el bolívar con respecto a la divisa digital.

Lo que dijo Maduro en agosto de 2018

En la primera quincena de agosto de 2018, Nicolás Maduro anunció varias medidas económicas que serían instrumentadas con la entrada en vigencia de la reconversión monetaria.

Informó que desde el 20 de agosto de 2018 el petro sería «la segunda unidad contable del país». Añadió que los precios y salarios estarían anclados a la criptomoneda.

La confianza

Para otros economistas, el problema ha radicado principalmente en la confianza.

El anuncio de Maduro de anclar el nuevo cono monetario a una criptomoneda nacional creó mucho escepticismo en el entorno económico.

El analista Asdrúbal Oliveros indicó que «si el bolívar se ancla al petro, eso es una entelequia, porque el respaldo de una moneda es la confianza. Justamente porque nadie confía en el bolívar es que se desencadena la hiperinflación”.

José Guerra, economista y diputado a la Asamblea Nacional, aseguró que el anclaje del bolívar respecto al petro no tiene sentido. «¿Por qué? Porque el petro no es una divisa. El petro no existe. No se puede anclar una moneda con algo inexistente».

Los expertos coincidieron en que la intención gubernamental de anclar el bolívar al petro no permitió restablecer un sistema referencial de precios que estuviera desligado del dólar.