BCV inflación julio intervención cambiaria

El Banco Central de Venezuela (BCV) inyectó este martes unos 37 millones de dólares en una nueva intervención bancaria para intentar frenar el alza del dólar paralelo en el país.

El precio que estableció el BCV para el dólar oficial es de uno 28,02. Mientras, el euro se cotiza en 30.58. Así lo refiere el portal Banca y Negocio.

Estos índices indican que las cotizaciones bajarán, y que la última actualización del BCV establece un monto de 28.16 por dólar y 30.58 por euro.

En los últimos días el precio de la divisa en mercados paralelos ha tenido un alza de un 8% que se viene acumulando desde junio.

Expertos señalan que la presión por más inyección de divisas se incrementará en las próximas semanas. Esto, debido a que las empresas muestran necesidad de reposición de inventarios y otros gastos.

En lo que va de año el BCV ha inyectado más de 2.193 millones de dólares para la intervención cambiaria.

Esto evidencia un aumento del monto a invertir en comparación con el mismo periodo el año pasado que fue de 2.343 millones.

El fantasma de la inflación

Mientras, usuarios y compradores han manifestado en redes sociales que se está notando un alza del paralelo como en el año 2017.

Por una parte, la población teme un nuevo brote de hiperinflación ya que el precio del paralelo ha ido progresivamente aumentando hasta casi llegar a los 30 bolívares.

Expertos aseguran que las medidas tomadas por el BCV no son suficientes para frenar la inflación. Algunos recomiendan, entre otras medidas, suprimir el control de cambio.

Los venezolanos cada vez deben enfrentar la situación apremiante del alza de la divisa paralela, que afecta la adquisición de la canasta básica.

Mientras, el gobierno siguen sin aumentar el ingreso mínimo e intenta paliar los efectos económicos con bonos a través de Patria.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!