| REUTERS/Sergio Moraes

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 2.249 millones de euros en Brasil entre enero y septiembre, 19% más que un año antes, lo que significa que el gigante latinoamericano se mantuvo un trimestre más como el motor de las cuentas globales del Grupo, al que aportó 1.064 millones más que España.

En la información remitida al supervisor español de los mercados, la CNMV, el Santander explicó que su beneficio neto global se redujo 35% hasta septiembre.

El mismo quedó en 3.732 millones de euros, tras dotar 2.448 millones de euros, principalmente, por el ajuste del fondo de comercio del Reino Unido, debido al brexit.

De esta manera, Brasil aporta 29% al beneficio ordinario del Grupo Santander, frente al 15% de España, donde ganó 1.185 millones de euros.

La entidad ha dividido su negocio en el continente americano en dos áreas geográficas: Norteamérica y Sudamérica.

En esta última, el beneficio ordinario creció casi 15%, hasta los 2.977 millones de euros, impulsado por los ingresos y con el foco puesto en acelerar el crecimiento rentable, añadió.

Cifras en otros países de América Latina 

Los préstamos y anticipos a la clientela sumaron 123.850 millones, casi 8% más que un año antes a tipos corrientes, con una mora del 4,81%.

Los depósitos de los clientes crecieron 3,7% y se situaron en 111.766 millones.

Por países, además de Brasil, la entidad ganó 473 millones de euros en Chile, +3%; 97 millones en Argentina, casi 47% más) y 158 millones en el área que denominan Otros, que incluye Uruguay, Perú y Colombia, +16,1%.

En Norteamérica, el Santander obtuvo 1.278 millones de euros hasta septiembre, casi 27% más, impulsado principalmente por los ingresos de clientes y la mejora de la eficiencia, explicó la entidad.

131.515 millones de euros en préstamos y anticipos

La entidad tenía concedido hasta septiembre un total de 131.515 millones de euros en préstamos y anticipos a la clientela.

Este aumentó casi 18% y registró una mora del 2,21%. Mientras el ahorro de la clientela en depósitos creció 10% y se situó en 102.513 millones.

En Estados Unidos, la entidad ganó 619 millones, frente a los 458 millones de septiembre de 2018, por el incremento de la actividad comercial que compensó, en parte, el impacto del descenso de los tipos de interés, dijo el banco.

Y en México, el beneficio neto se situó en 659 millones de euros, casi 20% más. La entidad lo atribuyó al buen comportamiento de los ingresos comerciales y las dotaciones por insolvencias, que más que compensan el incremento de los costes.