BANCO-CENTRAL-DE-LA-REPUBLICA-DOMINICANA-02
Héctor Valdez Albizu, gobernador del banco, aseguró que las reservas internacionales pueden ser utilizadas para "atender episodios" de alta volatilidad cambiaria | Cortesía

El Banco Central de la República Dominicana inyectará a partir de este lunes más de 100 millones de dólares al mercado cambiario, en coordinación con los bancos comerciales.

Dólar oficial cerró la semana en 21.555 bolívares

Héctor Valdez Albizu, gobernador del BCRD, precisó que el banco emisor cuenta con reservas internacionales que ascienden a unos 7.700 millones de dólares.

«Estos pueden ser utilizados para atender episodios de alta volatilidad en el mercado cambiario», expresó en un comunicado.

El funcionario explicó que la creciente incertidumbre del entorno internacional, asociada principalmente a las disputas comerciales entre Estados Unidos y China, ha provocado una apreciación del dólar estadounidense a nivel internacional.

República Dominicana «ha logrado mantener la estabilidad relativa del tipo de cambio, a la vez que las presiones inflacionarias se han mantenido bajas», apuntó.

«La estabilidad no es negociable»

La depreciación del peso dominicano frente al dólar en los primeros 8 meses del año ha sido de apenas 2,0%.

Considerablemente menor a la experimentada por países de América Latina como Argentina, Uruguay , Brasil o Colombia (6,2%).

«La estabilidad del mercado de divisas no es negociable y tenemos un compromiso con mantener un mercado cambiario ordenado y estable», aseguró.

El dólar se cotiza en el mercado dominicano a poco más de 51 pesos en la actualidad.

Plataforma electrónica de divisas

En otro orden, el gobernador del Banco Central indicó que pronto entrará en funcionamiento la plataforma electrónica de divisas.

Valdez Albizu afirmó que esta contribuirá a evitar que se pueda alterar deliberadamente el mercado cambiario, y ayudará a mejorar su transparencia y eficiencia.

También podrá ayudar a proveer información en tiempo real que permitirá «continuar reaccionando de manera oportuna ante eventos de desequilibrios en la tasa de cambio».