La medida de aumentar el encaje legal bancario 60% limita directamente la liquidez de las instituciones financieras, advierten economistas. Se trata de una decisión negativa en estos momentos de recesión que vive el país, porque significa que los bancos tendrán menos dinero para ofrecer créditos.

Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, explica que una medida de este tipo no tiene ningún efecto en la reducción de la inflación.

Es un término bastante técnico, pero debe entenderse a partir de la actividad propia del sector, pues los bancos captan de los clientes un dinero que reinvierten en préstamos a interés y otros instrumentos. Lo que ha ordenado el gobierno es que 60% de este dinero debe mantenerse líquido y depositado en una cuenta única en el Banco Central de Venezuela. Este monto ya había sido elevado a  50% en noviembre del año pasado.

El aumento del encaje tiene además el efecto de incrementar la tasa overnight, que ya de lunes para martes fue de 30%. También hace a la banca más frágil porque tiene menos para prestar.

Como consecuencia directa, se limita la liquidez, disminuyen las transacciones. “El gobierno está dispuesto a seguir la máxima de que si destruyes la moneda, destruyes una nación. Es cierto que hay que aumentar los salarios, pero eso debe ir acompañado de muchas otras medidas”, afirmó Alvarado.

El economista Luis Oliveros considera que las medidas anunciadas el lunes son más bien un retroceso. Añade que se estaban viendo algunos pasos positivos, como dejar deslizar el Dicom o ciertas reuniones con expertos financieros chinos, rusos, italianos. “En realidad Maduro no anunció nada de calidad. Lo que hizo fue una corrección del factor petro. Pero lo más elocuente para mí es el encaje, que pone a la banca a las puertas de una crisis a corto o mediano plazo”.

Insiste en que habrá menos bolívares para prestar, los mismos que se solicitan para obtener divisas que hacen posible mover un poco el aparato productivo. “Es demasiado peligroso en estos momentos poner a la banca en una situación tan peligrosa con hiperinflación”, sentenció.