El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció recientemente que la inversión en la criptomoneda venezolana, el petro, se traduce a la compra de deuda al gobierno venezolano; por lo que se estaría incurriendo en una falta al contravenir las sanciones económicas del gobierno de Donald Trump contra el Estado venezolano.

La información fue citada por el economista estadounidense Steve Hanke en su cuenta de Twitter.

Cualquier empresa o ciudadano de Estados Unidos que invierta en esta moneda digital estaría iniciando un negocio con el gobierno venezolanos y, por lo tanto, podría ser sancionado.

En enero, un portavoz del Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió que esta figura expondría a los estadounidenses a riesgos legales.