Héctor Orochena, licenciado en Ciencias Fiscales, consultor y auditor financiero tributario, aseguró que la aprobación de la ley para el pago de impuestos a los grandes patrimonios en la asamblea nacional constituyente está basada en un dogma.

En una entrevista en el Circuito Unión Radio, el experto destacó que esa premisa está fuera de la Constitución que reza que todos los ciudadanos deben contribuir a las cargas públicas. Orochena destacó que con este instrumento, los contribuyentes calificados serán designados por la administración tributaria.

“El acto mediante el cual se califica a un contribuyente especial podemos definirlo como un acto administrativo como de cuarto o quinto nivel, de tal forma que es potestad de un funcionario de esos niveles decir cuándo un contribuyente puede ser especial o no. Es cierto que hay una providencia administrativa que establece ciertos parámetros, pero el solo hecho que esta calificación sea efectuada por un funcionario desvirtúa la naturaleza propia del impuesto”.

Explicó que la decisión de definir quién paga o no ese impuesto realizada por un funcionario de la administración tributaria es subjetiva y advirtió que la ley no debería entrar en vigencia si las bases fundamentales tributarias no están claramente definidas.

Con información de Unión Radio