Después de su exitoso paso por la válida de Mónaco de la Liga de Diamante, la venezolana Yulimar Rojas volverá a la acción este martes.

Rojas, ganadora en el salto triple de Mónaco con marca de 14,98 metros, competirá a partir del mediodía (hora de Venezuela) en el Meeting Cittá de Padova, en Padua, Italia.

“Estoy muy feliz”, dijo la atleta a su equipo de prensa. “Estamos enfocados y corrigiendo. Ahora nos toca en Italia, daré lo mejor de mí».

Rojas tuvo una buena marca en su anterior competencia. Fue su segundo mejor salto, solo superado por el 15,06 de Huelva y dominó sin atenuantes a su rival colombiana Caterine Ibargüen (sexta con apenas 14,33).

“Aunque necesité algunos saltos para acostumbrarme a la pista, fue muy buena la idea de organizar el evento aquí para que las personas conozcan más este deporte. Estoy muy feliz”, dijo la caraqueña, que en el principado tomó desquite del revés que le propinó la colombiana una semana antes, en Suiza.

No obstante su triunfo, Rojas sigue evidenciando algunos errores técnicos que debe mejorar antes de afrontar sus dos mayores compromisos de este año: los Juegos Panamericanos de Lima y el Mundial de Atletismo de Doha (27 de septiembre al 6 de octubre).

Medios colombianos dan por sentado que Ibargüen, que sufrió en Mónaco su cuarta derrota en siete años, no competirá en Padua.

Portales informativos de Colombia aseguran que la reedición del duelo contra Rojas deberá esperar a los Juegos Panamericanos, que se disputarán entre el 26 de julio y el 11 de agosto.