No hubo sorpresas en la edición 33 del Meeting Cittá di Padiva, en Italia, y la venezolana Yulimar Rojas se impuso sin necesidad de un gran salto.

Rojas se llevó su segundo triunfo en una semana con una marca de 14,84, no tan deslumbrante como el 14,98 con el que derrotó a Caterine Ibargüen en su último duelo, la válida de Mónaco de la Liga del Diamante, y lejos del 15,06 que exhibe como mejor de su carrera.

Su mejor salto en el estadio Colbachini llegó en el cuarto intento. De sus seis brincos, tres fueron inválidos.

La cubana Liadagmis Povea terminó en segundo lugar con registro de 14,64, también inferior a su mejor marca personal (14,77). El último lugar en el podio lo ocupó la española Ana Peleteiro, compañera de entrenamientos de la venezolana, con 14,47 metros, la única que mejoró su marca personal.

Esta fue la última competencia de la saltadora caraqueña antes de su participación en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 en agosto, donde se espera una reedición de su rivalidad con Ibargüen en la disputa por la medalla de oro.

Povea es una de las candidatas al bronce en la capital peruana, sede del penúltimo evento del ciclo olímpico a Tokio 2020.