atletas transgénero intersexos
Foto Archivo

La Federación Internacional de Atletismo planea endurecer y reagrupar sus criterios de elegibilidad en la categoría femenina para atletas intersexos y transgénero. A estos se les cerró totalmente la puerta, previendo una decisión final en marzo, indicó la institución mediante un comunicado.

World Athletics se lanzó a un proceso de consulta de sus federaciones miembros sobre el tema, con una «opción prioritaria»: «Modificar las condiciones de elegibilidad para atletas DSD (diferencia del desarrollo sexual) y transgénero pidiendo una reducción continua de la tasa de testosterona por debajo de 2,5 nmol/L durante al menos 24 meses».

«Poner por delante una opción prioritaria es un medio para obtener una discusión constructiva. Ello no quiere decir que esta opción sea la presentada al Consejo y por tanto adoptada», en marzo, precisó la Federación Internacional.

El reglamento actual pide a atletas transgénero e intersexos que quieran participar en la categoría femenina mantener su tasa de testosterona bajo el límite de 5 nmol/L durante doce meses. 

Las atletas intersexos, por ejemplo la emblemática surafricana Caster Semenya, deben desde abril de 2018 mantener su tasa de testosterona bajo el límite de 5 nmol/L durante seis meses para participar en las pruebas que van de 400 m a la milla (1.609 m).

Este reglamento lo denunció Semenya, doble campeona olímpica de 800 metros, que rechaza plegarse a un tratamiento hormonal o a una operación.

Cada uno con sus reglas

El Comité Olímpico Internacional (COI) pidió a las federaciones deportivas en noviembre de 2021 establecer sus propios criterios para permitir a las personas transgénero e intersexos participar.

Desde entonces, la Unión Ciclista Internacional (UCI) adoptó un reglamento equivalente al de la «opción prioritaria» actual del atletismo. La Federación Internacional de Natación (Fina) limitó en junio de 2022 el acceso de sus categorías femeninas a las nadadoras «que se hicieron mujer antes de la pubertad».

El presidente de World Athletics, Sebastian Coe, había entonces saludado la decisión de la Fina. Precisó que si se veía empujado a elegir entre «equidad» e «inclusión», se iría «siempre al lado de la equidad». Así podría «proteger la integridad del deporte femenino».


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!