Valverde
Foto Twitter

El ostracismo, al final, no fue una opción para Ernesto Valverde. Luego de lo que supuso su marcha del FC Barcelona, el DT reapareció en la palestra pública, eso sí, con una presencia poco peculiar en él.

Una barba contrastada con las canas de la edad y un rostro relajado luego del descanso, fue la primera impresión que dejó ver el estremeño en su regreso a la mesa de los medios.

San Mamés fue el recinto que le permitió volver a lo mediático para recibir el ‘Premio Referente’ que otorga el Athetic Bilbao International Football Summit 2020.

Un recuerdo presente

Su estancia en el Barcelona no pasó desapercibida, al menos, en este último tiempo en el entorno catalán. Para bien o para mal, Valverde tiene un lugar en la historia culé.

Justamente en este apartado el técnico quiso referirse a lo que fue su estadía en Camp Nou como el mandamás de la primera unidad blaugrana.

“En el momento que firmas el contrato sabes que estás en el momento álgido de tu popularidad en el Barça y a partir de ahí depende de cómo vayan los resultados”, dijo.

Y agregó: “Sabemos cómo es esto. No pienso en si he sido injustamente tratado o no. De lo que se trata al final es de pasar página. Me interesa mirar hacia delante, no hacia atrás”.

Valverde
Foto Twitter

El nuevo Valverde

El “nuevo” Ernesto Valverde reconoció que en todo este tiempo alejado de los flashes ha visto poco fútbol y ha querido estar un poco al margen de lo que eso genera.

“Estoy bien. La verdad es que no he visto demasiado fútbol. He preferido coger distancia porque cuando estás metido en un club en el que todo va a 200 por hora no puedes frenar en seco”, expresó el DT.

Sin embargo, a pesar de la revelación, Valverde acepta que los partidos del Athetic Bilbado y el FC Barcelona es muy difícil dejarlos de observar.

“A todos los entrenadores les cuesta ponerse a ver a los equipos que ha dejado. El de Copa pareció calcado al de Liga. El Barça dominador, el Athletic bien el primer tiempo, Aduriz nos metió un golazo al final y Williams también. ¿Que si vi a este Barça parecido al mío? No digo nada, mejor evitar polémicas”, precisó Valverde.

El honor de ser culé

En su reaparición el estremeño, como se esperaba, agregó que haber dirigido al conjunto catalán ha sido un honor del que tiene gratos recuerdos.

“Todos los clubes te dejan su marca, en el sentido del tiempo que estás allí. Para mí entrenar al Barça ha sido una suerte increíble. Encantado de haber estado allí”, subrayó.

A su vez, la pregunta de si volverá a dirigir no pudo faltar, a lo que el entrenador pidió calma y tiempo para pensárselo.

“Tenía decidido estar un tiempo parado porque llevo mucho tiempo seguido entrenando. Ya veremos. Todavía no lo tengo muy claro. La verdad es que me gusta hacer cosas raras. Me dicen la Premier y yo les digo que a mí me gustaría ir a Australia”, dijo.

Así pues, sin ser un rocktar acostumbrado a ser el centro de la atención,  Valverde volvió a las cámaras como el propio actor de cine en sus años mozos.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo