Igual que la mayoría de cantantes de todo el mundo, Shakira tuvo que aplazar sus compromisos profesionales para quedarse en casa y así prevenir el aumento de contagios por coronavirus, según el diario La Vanguardia.

La artista colombiana se encuentra confinada junto a su pareja, el futbolista Gerard Piqué, y sus dos hijos, Milan y Sasha, en su casa de Esplugues de Llobregat, y en estos días de mucho tiempo libre, la intérprete tiene ratos para dedicárselos a una asignatura pendiente: la filosofía.

Shakira y su nueva afición la filosofía

Así lo revelaba Piqué en su cuenta de Instagram, en la que compartió un vídeo que muestra como Shakira agarra papel y bolígrafo mientras asiste a una clase virtual. “¡Estudiando filosofía! Sabelotodo. Quedaos en casa”, escribió el futbolista en el texto que acompaña el vídeo.

View this post on Instagram

Studying philosophy! Smart ass! #stayhome

A post shared by Gerard Piqué (@3gerardpique) on

Días tranquilos en casa

La cantante pasará unos días tranquilos en casa tras unos meses bastante llenos de compromisos profesionales que la avalan como la artista de fama mundial que es.

A principios de febrero protagonizaba un impresionante show con audiencia planetaria para la pausa de la Super Bowl junto a Jennifer López, y unos días antes estrenaba un nuevo sencillo, Me gusta, junto al puertorriqueño Anuel AA.

Dedicación en labores solidarias

Si hay algo que también caracteriza a la de barranquilla es su dedicación en labores solidarias, que opera a través de su fundación Pies Descalzos.

En cuanto a la crisis del coronavirus, la cantante mostró su orgullo por sus socios de la empresa cosmética Puig, encargada de su línea de fragancias, y “que han reconvertido esta fábrica de perfumes en una de geles sanitarios vitales, que donarán al Gobierno de España”.