Cuando todo parecía avanzar para la Federación Venezolana de Baloncesto, con la Superliga por estrenarse este año en Venezuela, aparece un nuevo enemigo que atrasa toda la logística que se venía haciendo, a fin de volver a presentar una liga de baloncesto que muchos venezolanos esperaban.

Y es que la pandemia del covid-19 ha afectado a grandes ligas de todo el mundo, y en suelo nacional no es la excepción.

Fuentes de la Federación de Baloncesto afirman que, aunque el coronavirus ha atrasado su programación, hay varias fechas que aún no han sido modificadas; sin embargo, estarán atentos a lo que la organización FIBA diga al respecto.

Entre las actividades que tuvieron que atrasarse por el coronavirus se encuentra el repechaje de los Juegos Nacionales que, en un primer momento, estaba pautado para mediados de marzo en el estado Guárico.

La fecha se ha movido sin definir, debido a que el virus continúa.

Superliga privada

La sensación de 2020 para el básquet nacional es la presentación de la Superliga de Baloncesto que, aunque es una liga avalada por la FVB, es privada en el estatuto de ligas nacionales.

No obstante, esta tuvo que retrasar su estreno a la espera de que pase toda esta situación.

En lo que la federación tenga certeza de cuando pase lo relacionado con la pandemia que agobia al mundo, se volverán a programar las actividades pautadas y empezará la Superliga, que, con esfuerzo, vienen haciendo la FVB y el personal que la integran.

Fernando Duró, comprometido con la federación

Pese a que la presentación del plan de trabajo de Fernando Duró se canceló por distintas situaciones, entre ellas, el coronavirus, el estratega sigue en Venezuela.

El Profe, como le dicen sus jugadores, se encuentra en el país por la cuarentena que el Ejecutivo nacional ordenó y está afinando la planificación mientras que espera lo que FIBA le transmita a la FVB.

Hasta ahora el preolímpico no se ha suspendido, pero en la federación están atentos a cualquier cambio de fecha que se les haga saber, debido a la pandemia global de estos días.

La poderosa inversión de Cocodrilos de Caracas

El conjunto capitalino sí que se ha comprometido con el baloncesto venezolano y más allá, con su afición que los quiere ver dando lo mejor en la Superliga próxima por estrenarse.

Por ello, Cocodrilos ha hecho una poderosa inversión en la pretemporada con el objetivo de traer a los importados que más se ajustan a su estilo de juego y a fin de lucir a lo grande en el Parque de las Naciones Unidas.

Figuras como Xavier Robertson, Luis Montero y Branden Dawson aún se encuentran en el país, ya que le fue imposible -a la organización- sacarlos a tiempo luego de la cuarentena por el covid-19.

No obstante, la institución -con su esfuerzo- ha corrido con los gastos que no estaban en los planes con el objetivo de mantener seguros y tranquilos tanto a sus jugadores extranjeros como a los nacionales, gastos que siguen cancelando por completo sin saber aún si habrá liga en la presente temporada.

El médico del equipo está constantemente pendiente de los jugadores y del cuerpo técnico mediante el chequeo no solo a ellos, sino también a sus familiares.

Y la entrega del club en estos días de cuarentena de chequear a sus jugadores no solo queda ahí: el base del equipo Ernesto Hernández necesitaba una bomba de oxígeno para un familiar y la organización Cocodrilos de Caracas no dudó en conseguirla para afrontar la emergencia del jugador.

Campaña de ejemplo

Los jugadores, junto con el club, tienen una campaña en sus redes sociales.

Manifiestan a su afición que no están solos en este momento difícil por el que atraviesa Venezuela.

Con videos de jugadores en sus casas le dicen al público que lo mejor y la vía más factible para acabar con el coronavirus es:

#YoMeQuedoEnCasa

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo