Venus Williams
BNP Paribas Open

A finales de una excelente campaña en 1997, Venus Williams reveló que, en un futuro no muy lejano, la rival que más le iba a preocupar sería su hermana, Serena Williams. Aunque en ese tiempo fuese dificil de creer, años más tarde fue una realidad. Si bien tuvo momentos de gloria, la actualidad de esta atleta no es la mejor.

La tenista afroamericana comenzó su carrera desde muy pequeña, su padre fue el principal promotor de que ella, junto a su hermana, practicaran al tenis. Por esta razón se mudaron al estado de La Florida para entrenar en la Delray Beach, una de la más prestigiosas academia de tenis de Estados Unidos.

Nació en Lynwood, California, Estados Unidos  el 17 de junio de 1980. Solo bastaron 14 años para debutar como profesional. Ha conquistado 49 títulos en la WTA, entre los más resaltantes están: cinco en Wimbledon, dos en el Abierto de los Estados Unidos, un WTA Tour Championships y nueve de Tier 1.

Además, posee 3 medallas en los Juegos Olímpicos (2000,2008,2012) y 1 de plata (2016). En dobles tiene 22 títulos WTA, destacándose el conseguido con su hermana Serena Williams en 1999 en el Abierto de Francia y se convirtieron en las primeras hermanas en obtener el título en el siglo XX.

Luego de su último logro en Río 2012, la tenista no ha tenido el éxito esperado, en donde son más las derrotas que las victorias alcanzadas. Básicamente una sequía de títulos. En el 2018 cae a las primeras de cambio en el Torneo de Sídney y en el Abierto de Australia. Y aunque logró sus primeros triunfos del año en la Copa Federación ante Arantxa Rus y Richel Hogenkamp no fueron los exitos esperado.

Williams tuvo varios problemas, tanto en las canchas como en su vida privada. La situación más tensa la vivió en el año 2011 en el US Open cuando se iba a enfrentar en segunda ronda contra la alemana Sabine Lisicki, debido al reciente diagnóstico del Síndrome de Sjögren.

En los torneos del 2019, ha caído en las primeras de cambio o llega hasta los cuartos de final pero no logra avanzar. En el torneo más reciente que se realiza en China, el Tianjin Open, no pudo superar en la ronda 32 a la sueca, Rebecca Peterson, con un resultado de 6-3, 6-4,6-3.

Todavía quedan 4 torneos en el mes de octubre. Habrá que esperar si la nortemaricana de 39 años de edad, participará en alguno de estas competencias para tratar de mejorar su actualidad de este año y subir en el ranking de la WTA, en donde se ubica en la casilla 51.