El elenco venezolano se ha convertido en una de las defensas más férreas del continente desde 2015. En las ventanas clasificatorias rumbo al Mundial China 2019, la Vinotinto  se esmeró en el costado defensivo para conseguir el cupo a la cita del orbe.

Durante los 12 partidos que enfrentó Venezuela en las ventanas tuvo promedio de puntos recibidos de apenas 69,8 unidades, el segundo más bajo del continente, solo superado por Estados Unidos, que recibió 67,8 puntos por juego.

Y es que la identidad defensiva que ha logrado la escuadra nacional en los últimos años la ha llevado a ganar dos campeonatos Suramericanos (2014 y 2016) y un campeonato FIBA Américas en 2015.

Buena defensa en la preparación. En la preparación para el Mundial de Baloncesto Venezuela también ha hecho gala de buena defensa. A pesar de perder sus tres partidos en la Verona Basketball Cup, frente a Rusia, Senegal e Italia, la escuadra nacional permitió 72 unidades por encuentro, algo que está en los promedios del baloncesto FIBA.

El estratega de la Selección Nacional, Fernando Duró, ha destacado, desde el comienzo de la preparación, la entrega defensiva del equipo y que con el roce internacional sigue adecuándose para competir contra selecciones con gran recorrido.

En el Mundial, Venezuela enfrentará tres biotipos, el rival europeo, Polonia, equipo con fortaleza física y buen trabajo perimetral; Costa de Marfil, conjunto africano con estilo de juego bastante fuerte, y el organizador del evento, equipo muy ordenado que hace su gira en Estados Unidos, China.

El trabajo en defensa de la Vinotinto será fundamental para competir en la magna cita del baloncesto mundial y tener la oportunidad de trascender en el campeonato que comenzará el 31 de agosto.