El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, no se sorprendió por la definición de chilena del experimentado ariete Aritz Aduriz que le dio la victoria 1-0 al Athletic de Bilbao en el inicio de la Liga. Su colega del conjunto vasco Gaizka Garitano calificó de “único” el remate que posee el atacante de 38 años.

«Es una jugada que Aduriz domina, ya ha hecho varios goles así. Cuando he visto que el balón iba alto y que se perfilaba para hacer la chilena lo esperaba. No me ha sorprendido nada el golpeo», admitió Valverde, quien también lamentó el discreto juego culé del primer tiempo y la falta de ideas para romper el bloque defensivo local.

Bilbao ganó el primero en la liga y amargó el debut al Barcelona

«En el primer tiempo no hemos estado al nivel de otros partidos. Estábamos lejos de ellos. No éramos dueños del partido y aun así las ocasiones más claras han sido nuestras. Necesitábamos una disposición más agresiva para jugar en campo contrario y en el segundo tiempo lo hemos conseguido».

«Pero se metían tan atrás que era difícil generar peligro. Ha faltado un desmarque, una decisión para hacer el gol», agregó.

Marca diferencias. Garitano, por su parte, valoró de manera muy positiva el aporte del goleador de la fecha 1. «Hay jugadores que por muchos años que pasen hacen la diferencia. Aritz en ese rol nos va a ayudar mucho. Es un animal competitivo. Llega a entrenar el primero y se va el último. Y, aunque vaya perdiendo facultades, ese hambre no lo pierde».

 

Además de elogiar al autor del solitario gol, Garitano destacó el trabajo defensivo del cuadro rojiblanco. «Si los jugadores de arriba no trabajan es imposible. Eso les resta frescura a la hora de tomar decisiones, pero ante estos equipos no es posible no encajar sin ayudas. Y eso lo hacemos bien. Todo el mundo trabaja, aunque nos ha faltado gasolina al final».

Sobre el resto de la temporada, Garitano se mostró “optimista” y resaltó que su equipo no perdió con nadie en la pretemporada.