Las diferencias entre el coach Fernando Duró y los jugadores de la selección venezolana de baloncesto indican que no jugarán más. Esto unido a la falta de medios, los problemas logísticos y los impagos, según el medio La Cancha Latina.

La vinotinto no cuenta con medicamentos, ni con implementos básicos para cubrir sus necesidades, como las vendas que suelen usar para evitar lesiones.

El coordinador técnico Oswaldo Narvarez, negó las acusaciones de que hay un mal clima en la selección. “La relación interna del equipo con su director técnico es muy buena, contrario a lo que se ha mencionado en redes, muy profesional todo, están en modo Mundial”, declaró.

Los medios oficiales han coincidido con la molestia de los jugadores por las promesas de orden económico que no han podido saldarse. Entre ellas están deudas que se arrastran de las ventanas de clasificación y el pago de viáticos, lo que está en vía de solucionarse, según Narvarez. También dijo que las instalaciones donde se encuentran hospedados en Italia son de primer nivel, “las atenciones y comodidades son de primer mundo”.

La selección de Costa de Marfil indicó que los jugadores venezolanos están en riesgo de que no los dejen salir de la villa donde se encuentran por falta de pago a los organizadores Italianos.

La delegación se encuentra en el Centro Nacional de Preparación Olímpica Giulio Onesti de Roma desde el domingo pasado, llegó junto a la selección de Italia, luego de que ambos equipos asistieran al Torneo Internacional de Verona, en el que también estuvieron Rusia y Senegal.

Si todo transcurre con normalidad, la selección criolla partirá a China este domingo para participar en el Mundial de la FIBA 2019 que se realizará entre agosto y septiembre.