Tomás Rincón fijó posición. El capitán de la Vinotinto expresó su desacuerdo con la decisión del ariete Josef Martínez de renunciar a la selección venezolana mientras Rafael Dudamel sea el entrenador. El mediocampista se prepara justo al resto del plantel para encarar la doble fecha FIFA ante Bolivia y Trinidad y Tobago en Caracas.

“No estoy de acuerdo con las formas y el momento de la decisión que ha tomado mi compañero. La selección nacional debe estar por encima de todo porque no se puede perder ese sentimiento de pertenencia, orgullo y honor que sentíamos de niños para venir a la Vinotinto. Eso lo tenemos que seguir teniendo”, subrayó.

“Siento una obligación moral de venir a mi selección cada vez que soy llamado y tengo salud porque la selección se ha convertido en la esperanza de muchos niños y somos los encargados de llevar esto adelante”, agregó.

Rincón se mostró “contento” de sentir de cerca el calor de los aficionados venezolanos y aseguró que el combinado “está enfocado en la parte deportiva y en corregir ciertos aspectos”. Al ser consultado sobre el poco volumen de juego ofensivo de la Vinotinto, el capitán señaló que debe encontrarse el equilibrio necesario.

“Siempre se puede mejorar. El fútbol se trata de hacer goles pero también de no recibir. Hay que buscar el equilibrio. La Vinotinto ha encontrado un equilibrio competitivo en los últimos años con ciertas formas que nos han llevado a tener el mejor ranking FIFA de la historia. No todo es negativo. Sí nos gustaría crear más ocasiones y trabajaremos en eso”, afirmó.

El futbolista del Torino admitió que ha tenido un crecimiento en la liga italiana y espera poner ese bagaje a disposición de los más jóvenes del combinado, aunque resaltó que “no nos podemos conformar con lo que hemos logrado”.

@AnthonyAbellas