Antonio José Herrera y el resto de la directiva de los Tiburones esperan que se resuelvan los últimos aspectos normativos para jugar en el nuevo parque / Foto cortesía Marcos Grunfeld

Los Tiburones de La Guaira esperan estrenar este mismo año el nuevo estadio del litoral central y aguardan por los últimos detalles que permitan cumplir su deseo de jugar frente a la afición natural de la divisa, sostuvo este viernes Antonio José Herrera, vicepresidente de los salados.

“Será un honor y un privilegio incorporar de manera sistemática el nuevo estadio de la Guaira al calendario regular del béisbol profesional venezolano”, indicó Herrera. “Eso y mucho más se merece la fanaticada guaireña, que ha apoyado al equipo durante tantos años”.

Desde comienzos de mes se ha hablado de la posibilidad de abrir el miércoles 18 las puertas del naciente parque, en encuentro ante los Cardenales de Lara, pero las normas y estatutos de la LVBP, así como el reciente desencuentro con la MLB, obligan a cumplir pasos que llevarán a que, en caso de cubrirse adecuadamente, permitan incorporar a la liga este escenario entre el 27 y el 28 de este mes.

Debut contra Anzoátegui o Zulia

“Entendemos perfectamente que ver a Tiburones jugar en este nuevo estadio es una legítima aspiración del pueblo de La Guaira, y por eso le propusimos a la LVBP que lo aceptase como una sede alternativa para el equipo, y que en el futuro podamos jugar, todos los años, varios encuentros de nuestro calendario regular en esas instalaciones”, indicó Herrera.

“En la actual temporada, por recomendación del ingeniero Eduardo Dávila,  jefe de construcción de obra civil, acordamos proponer a las autoridades locales jugar el primer duelo el día 27 o el día 28 de diciembre contra Caribes de Anzoátegui o Águilas del Zulia, a las 6.00 de la tarde”, continuó el ejecutivo. “La liga aprobó la condición de que el Café Martínez sea una sede alternativa y estuvo de acuerdo en realizar el choque uno de esos dos días. Incluso, acordamos que algunos de la postemporada pueden realizarse allí”.

Aspecto clave es la firma del comodato, requisito imprescindible para mantener la independencia que exige la MLB para devolver a Venezuela si lugar original en el Acuerdo del Beisbol Invernal.

“No creo que la administración del parque exceda de 24 horas por cada partido”, explicó Herrera. “Esto es una función indelegable por parte del equipo, ya que somos nosotros, los integrantes de la LVBP, quienes a través de ésta comprometemos al beisbol venezolano con la MLB, por la vía del Winter League Agreement”.

Publicidad y venta de alimentos

El directivo salado no cree que otros aspectos impidan la concreción de ese estreno. Habló del manejo de las taquillas, la seguridad interna y externa, la publicidad en las instalaciones y la venta de alimentos y bebidas, incluyendo la presencia de las marcas con las que los Tiburones tienen contrato, cosas “que se resolverán en los próximos días”, sostuvo.