Dominic Thiem
Foto: AFP

El austriaco Dominic Thiem no dudó ante el alemán Alexander Zverev y le superó por 3-6, 6-4, 7-6 (3) y 7-6 (4) luego de 3 horas y 40 minutos de partido. Se enfrentará en la final del Abierto de Australia con el serbio y vigente campeón Novak Djokovic.

“Fue un partido increíble, muy reñido y los dos estuvimos cerca. Sabía que contra Sascha iba a tener que jugar a mi máximo nivel para alcanzar la final”, comentó luego de la conclusión del choque.

No fue un espejismo su inspiración frente a Rafael Nadal en los cuartos de final y puso punto final al recorrido del jugador de Hamburgo. Zverev prometió destinar su premio en metálico en el caso de que ganara el torneo a la reparación de daños causados por los incendios en Australia.

El comienzo de Thiem fue titubeante después de conceder 3 de sus primeros juegos al servicio y arrancar el partido con un desfavorable 3-6.

El partido fue interrumpido por unos problemas técnicos relativos a la iluminación de la pista central Rod Laver. Se reanudó a los pocos minutos luego de una rápida reparación.

La reacción del austríaco fue instantánea contra un Zverev que fue desinflándose, molesto en parte por la presión ejercida por Thiem en los largos peloteos.

Como consecuencia se apuntó el segundo parcial para igualar el partido e inició el tercer asalto de la misma forma. Estuvo cómodo con el saque e intimidando al rival desde la zona del resto.

No fue suficiente su empuje durante el set. Tuvo que apuntarse el parcial en un desempate psicológico que le daría alas para cerrar el partido por un definitivo 7-6 (4).

A pesar de su victoria, el austríaco atravesó ciertos momentos de dificultad física como consecuencia en parte del desgaste acumulado tras el partido frente al balear en cuartos.

 

La revancha para Thiem

Dominic Thiem tendrá la oportunidad de poner fin a los malos resultados cosechados en sus dos únicas finales Grand Slam, disputadas en las últimas ediciones de Roland Garros, donde cayó ante Rafael Nadal.

A diferencia de estas, será la primera vez que el austríaco se estrene en una final de competición ‘major’ lejos de la tierra batida de París y tendrá como rival al serbio Djokovic, con el que mantiene un balance de cuatro victorias y seis derrotas.

Sin embargo, el joven de 26 años de edad contará con dos antecedentes a su favor: tanto el último partido que disputaron en las recientes Finales ATP, como los dos choques que han mantenido hasta ahora en Grand Slam, ambos disputados sobre la tierra de París en 2016 y 2019, cayeron de su lado.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo