Foto: EFE

El austriaco Dominic Thiem, que este domingo conquistó su primer Grand Slam al ganar el Abierto de Estados Unidos tras una larga y ajustada batalla contra el alemán Alexander Zverev, afirmó que ha logrado alcanzar una de las metas que se había planteado para su vida, y a la que ha dedicado toda su carrera profesional.

“He alcanzado uno de los objetivos de mi vida y uno de mis sueños”, dijo Thiem en una rueda de prensa posterior al evento, en la que aseguró también que ha trabajado mucho para lograrlo.

“He dedicado básicamente mi vida entera hasta ahora a ganar uno de los cuatro grandes, y ahora lo he hecho”, expresó el número tres de la ATP, que agregó que también es un logro para su equipo y su familia, y que este es un momento en el que les está devolviendo mucho de lo que ellos hicieron por él.

A diferencia de Zverev, Thiem ya había participado en otras tres finales de Grand Slam, dos en Roland Garros y una en Australia, aunque aseguró que esa experiencia no le ha ayudado en absoluto.

Honestamente, creo que no me ayudó para nada, porque estaba tan tenso que quizá incluso no fue bueno que hubiera jugado otras finales de Grand Slam”, dijo el campeón del US Open, que confesó que tampoco podía quitarse de la cabeza que de perder de nuevo en una final, ya sería un total de cuatro ocasiones desperdiciadas.

“También pensé que quizá esa oportunidad no volvería a tenerla, lo cual no es bueno para jugar tu mejor tenis y jugar libremente, y eso es exactamente lo que me pasó al principio”, explicó el atleta, de 27 años de edad.

“Con suerte, las cosas cambiaron en el tercer set y al final el partido estaba completamente abierto… Así que creo que la experiencia no significó mucho hoy”, agregó.

El segundo cabeza de serie señaló que, aunque los medios de comunicación le situaran como el favorito, no es como él llegó al partido: “Sé de lo que es capaz Sasha Zverev… Llegué esperando un partido duro y abierto”.

Thiem apuntó asimismo que, pese a haber perdido los dos primeros sets del partido, nunca dejó de creer en sus posibilidades de destensarse y de ganar el partido, y desveló que en los últimos juegos empezó a sufrir calambres.

“Me empezaron a dar tirones al final del quinto set y es la primera vez en muchos años que me pasaba eso. Pero creo que no eran calambres físicos, sino que era algo mental. Estuve muy tenso, de hecho todo el día y durante el principio del partido”, afirmó.

Sobre su próxima participación en el Roland Garros, dijo estar seguro que podrá estar físicamente al 100%, aunque puso en duda su preparación psicológica.

“La cuestión es cómo voy a estar emocionalmente, mentalmente, porque obviamente nunca he estado en esta situación. He logrado un objetivo muy, muy grande, así que no sé cómo me voy a sentir en los próximos días”, agregó Thiem, aunque señaló que ya no tendrá el peso de pensar que aun no ha logrado un Grand Slam.

“He tenido una carrera mucho mejor de lo que había soñado, pero hasta ahora le faltaba algo muy importante. Y con este objetivo que he logrado, espero estar un poco más relajado y jugar con un poco más de libertad en los grandes eventos”, concluyó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo