Hace un año la carrera de Thairo Estrada estuvo cerca de terminar. En una visita a su natal Bejuma, en un receso entre temporadas, intentaron asaltarlo y recibió un tiro en la cadera. El carabobeño, de 23 años de edad, recordó ese momento el domingo en Yankee Stadium, cuando hizo su debut en Grandes Ligas.

“Hay que darle gracias a Dios. Es como una segunda oportunidad. El trabajo no para. Hay muchas cosas por lograr y mucho trabajo por delante. Ahora mismo es cuestión de concentrarme en esas cosas y tratar de ayudar”, declaró al periodista Bryan Hoch para MLB.

En esa ocasión intentaron robarle el celular y dinero en efectivo. Como no tenía ninguna de las dos cosas le dispararon. Aunque lo operaron al día siguiente, fue meses después cuando le extrajeron el proyectil.

“Cuando jugaba (con la bala en la cadera), no me molestaba, así que no le daba mente, expresó. Los médicos me dieron el visto bueno y yo hice todo lo que tenía que hacer en ese momento. Eventualmente me la removieron (en julio del 2018) y obviamente sientes alivio al saber que un cuerpo extraño ya salió”.

Estrada es el venezolano 398 que juega en Grandes Ligas y el número 13 con la camiseta de los Yanquis de Nueva York. Entró en el décimo inning como emergente a tocar la bola.

Prospecto 19 de la organización de los Mulos, Estrada recibió el llamado al equipo grande por la lesión de Aaron Judge. Y por las palabras del manager Aaron Boone parece que pasará mucho tiempo con esta camiseta.

“Lo que vimos hace pensar que va a jugar en Grandes Ligas por mucho tiempo”, le dijo Boone a los medios.