Wimbledon es el Grand Slam más estricto del circuito, y eso se ve reflejado no solo en su vestimenta, en la que más del 80% de las prendas de ropa deben ser blancas. También sus reglas intervienen en el ranking de la clasificación mundial.

El torneo no toma en cuenta el ranking ATP, sino que lo hace con los puntos que acumulan los jugadores en las semanas previas, los puntos alcanzados en las competencias en hierba y el 75% de los puntos acumulados en los certámenes más importantes de césped del último año.

Con ese método, este año Roger Federer parte como segundo favorito, aunque el ranking ATP lo ocupe el español Rafael Nadal y este baje al tercer escalafón. El español ha manifestado su inconformidad con el sistema del evento, mientras que el suizo Roger Federer comentó que son las reglas del torneo y que deben respetarse.

Con la clasificación impuesta por Wimbledon, el balear corre el riesgo de enfrentarse con Djokovic en una hipotética semifinal, lo cual le haría el camino un poco más complicado para llegar al último encuentro del torneo con más tradición en la historia del deporte blanco.

Por otra parte, Novak Djokovic, primer cabeza de serie, ya pasó a la segunda ronda al derrotar a Philipp Kohlschreiber sin chistar en tres sets. Rafael Nadal se medirá este martes con el japonés Yuichi Sugita, de 30 años de edad, y fuera de raking 200 de la ATP.