El Campeonato de Wimbledon también fomenta la unión de sexos durante la competencia y es por ese motivo que los presentes tuvieron la oportunidad de ver brillar a la estadounidense Serena Williams y al británico Andy Murray este martes 9 de julio. La pareja de doble mixto venció al dúo integrado por la estadounidense Raquel Atawo y el francés Fabrice Martin y avanzaron a los octavos de final.

La victoria se completó en 2 sets, con los parciales 7-5 y 6-3, en un duelo que se llevó a cabo en la pista central de Wimbledon. En el primer set Serena y Murray tuvieron que esforzarse más, para luego llevarse el segundo con mayor facilidad ante sus rivales de turno.

De esta manera Murray y Serena se llevan su segunda victoria del torneo de dobles mixtos, sin ser cabezas de serie. Ahora deberán enfrentarse en la siguiente instancia con los favoritos a ganar el título.

Se trata del par compuesto por la estadounidense Nicole Melichar y el brasileño Brunos Soares, que llegaron hasta las semifinales en los pasados Grand Slam de Roland Garros y Australia.

Ferrero con Federer. La imagen resultó una vuelta atrás en el tiempo. El español Juan Carlos Ferrero, entrenándose en Wimbledon con el suizo Roger Federer, quien este miércoles lucha contra el japonés Kei Nishikori en los cuartos de final.

Las pistas de entrenamiento del Orangi Park fueron el punto de reunión del campeón de Roland Garros en 2003, y cuarto finalista en Wimbledon en 2007 y 2009, y del jugador que persigue este año su noveno título en el All England Club y el 21 del Grand Slam.

Federer siempre suele recordar que aquel partido contra Ferrero en las semifinales del Abierto de Australia en 2004 (6-4 6-1 6-4), marcaron su recorrido en este deporte. Fue allí en Melbourne, el 2 de febrero de aquel año, cuando el de Basilea logró por primera vez el número uno del mundo, que ha ocupado en total 310 semanas en varios períodos.

Ferrero dirige ahora los destinos de Carlos Alcaraz, quien este martes alcanzó los octavos del torneo júnior al vencer al brasileño Matheus Pucinelli de Almeida, por 6-1 y 6-2 en 59 minutos, y ahora se medirá contra el estadounidense William Grant.

Bien Serena. La estadounidense Serena Williams, que jugará sus duodécimas semifinales de Wimbledon, aseguró este martes que es la primera vez desde el Abierto de Australia que se siente bien.

La ganadora de 23 Grand Slam fue consultada por su estado físico en el torneo y explicó es «difícil de decir» porque no ha tenido «mucho tiempo para prepararse».

«Cada partido aquí tiene que contar para mí como 5 o 10 encuentros porque no he jugado demasiado. Esta es la primera vez desde Australia que realmente me siento bien», argumentó.

«No sé dónde estoy, pero sé que me siento bien. Ahora que me siento bien, puedo concentrarme en entrenar, que es algo que, literalmente, no he podido hacer mucho», agregó.

Serena se clasificó este martes para las semifinales de Wimbledon al derrotar en tres sets a su compatriota Alison Riske.

Su rival en la penúltima ronda del tercer Grand Slam de la temporada será la checa Barbora Strycova, que venció a la británica Johanna Konta.

Con 37 semifinales en Grand Slam, Serena iguala a la alemana Steffi Graff y, cuestionada por la presión, la estadounidense explicó que cuanto más mayor se volvía más sentía la presión, pero que ahora que ya ha conseguido «todo lo que tenía que conseguir» en su carrera y no siente la presión mucho más.

Novatas al ataque. La checa Barbora Strycova rompió las esperanzas inglesas de volver a ver una campeona local en Wimbledon, venció a Johanna Konta por 7-6 (5) y 6-1 y propició un enfrentamiento en semifinales con Serena Williams, que busca su vigésimo cuarto Grand Slam.

Strycova, que pisa sus primeras semifinales de Grand Slam, se medirá en la siguiente ronda contra la estadounidense Serena Williams, que ganó un duro choque a su compatriota Alison Riske.

La checa se sobrepuso a un ‘break’ en contra en el primer parcial, se lo apuntó en el desempate y derrotó a la alicaída inglesa en la pista central de Wimbledon.

Por tanto, el tercer Grand Slam de la temporada continuará un año más sin tener una sucesora de Virgina Wade, última británica en alzarse con el título en 1977. Para Konta, esta derrota supone, además, no repetir el resultado del año pasado cuando llegó hasta semifinales.

Strycova se enfrentará a Serena por cuarta vez en su carrera. Todos los duelos previos los ganó la estadounidense sin ceder un solo set, incluyendo el único sobre hierba, en estas mismas pistas en 2012.

Serena está en la búsqueda de su vigésimo cuarto Grand Slam que le igualaría con la australiana Margaret Court. La última vez que la estadounidense se llevó un ‘major’ fue en Australia 2017. Desde entonces ha pisado dos finales (Wimbledon2018 y Abierto de los Estados Unidos 2018), pero sin premio.

La otra semifinal la disputarán la ucraniana Elina Svitolina y la rumana Simona Halep. Para Svitolina será su primera semifinal de Grand Slam en su carrera, mientras que la de Constanza (Rumanía) ha llegado dos veces a esta instancia en Wimbledon, pero la última fue hace cinco años.

Svitolina, que derrotó en dos parciales a la checa Karolina Muchova, parte con la ventaja moral ante Halep, que busca su primer grande desde Roland Garros 2018.

En sus seis enfrentamientos, la ucraniana ha vencido en cuatro ocasiones por dos de Halep, aunque nunca se han medido en hierba.