El suizo Roger Federer, número 3 mundial y campeón del torneo en 2009, regresó a la tierra batida de Roland Garros por primera vez desde 2015 y lo hizo con una victoria tan lógica como cómoda, este domingo en París.

Federer superó en su partido de la primera ronda al italiano Lorenzo Sonego (73º) por 6-2, 6-4 y 6-4. El partido se disputó en la renovada pista central Philippe Chatrier y allí el suizo, recibido con una ovación por el público de París, demostró desde el principio que no iba a dar opción a su rival.

En la segunda ronda, Federer jugará ante el alemán Oscar Otte (145º), que accedió al cuadro principal como lucky loser tras fallar en la fase de clasificación y que en la primera ronda se impuso 6-3, 6-1, 4-6 y 6-0 al tunecino Malek Jaziri (94º).