El suizo Roger Federer se vengó de la derrota que Rafael Nadal le infligió hace casi seis semanas en las semifinales de Roland Garros y le venció por 7-6 (3), 1-6, 6-3 y 6-4 para lograr la tercera victoria sobre el español en Wimbledon, donde disputará la final este domingo contra el serbio Novak Djokovic, defensor del título.
El rival del suizo para esta final será el serbio Novak Djokovic, defensor del título y número uno del mundo, quien impidió la sorpresa, y derrotó al español Roberto Bautista, por 6-2, 4-6, 6-3 y 6-2 para lograr su sexta final en Wimbledon, la segunda consecutiva.
Será el duelo 48entre ambos, el segundo que más veces se ha dado en la historia del tenis, con 25-22 para Djokovic, que ha ganado el último en las semifinales del Masters 1.000 de París el año pasado (7-6 (6), 5-7 y 7-6 (3), y que en Wimbledon ha triunfado en dos de las tres veces que se ha medido contra el suizo.
Federer señaló, después de ganar a Nadal en las semifinales de Wimbledon, que está «exhausto» y que el español jugó unos tiros «increíbles para mantenerse en el partido», en referencia a cuando salvó cuatro puntos de partido.

«Estoy exhausto. Fue difícil al final. Jugó unos tiros increíbles para quedarse en el partido», aseguró Federer en las declaraciones tras el partido a la BBC después de vencer en cuatro sets al balear.

«Fue una diversión jugar hoy, el público estuvo genial. El primer set fue increíble y él volvió muy fuerte en el segundo. Creo que los mejores puntos cayeron de mi lado y no del suyo», analizó el helvético que se medirá por tercera vez en una final de Wimbledon al serbio Novak Djokovic.

«Ha jugado muy bien hoy ante Roberto Bautista que venía haciendo un torneo increíble. Espero poder ganarle, pero va a ser muy difícil», puntualizó el ocho veces campeón en el All England Club.

Djokovic apuntó en rueda de prensa que ha jugado aquí varias finales con su rival el domingo, Federer, y que sabe lo que esperar de él.

El serbio venció este viernes al español Roberto Bautista y peleará el próximo domingo ante el helvético, que derrotó al español Rafael Nadal, por su quinto Wimbledon y su décimo sexto Grand Slam.

Todos sabemos lo bueno que es Federer en cualquier lado, pero especialmente aquí. Esta superficie complementa su juego mucho. Le encanta jugar muy rápido. Le quita tiempo a su oponente. Te empuja en todo y es una presión constante con la que tienes que lidiar», explicó el número uno del mundo.

«He jugado aquí con Roger algunas finales épicas así que sé lo que esperar», agregó en referencia a las finales que Djokovic ganó en el All England Club en 2014 y 2015.

Djokovic dijo en rueda de prensa que saldrá a la pista a luchar y a «darlo todo».

«Es la final de Wimbledon, es la clase de partido con la que siempre sueñas cuando eres pequeño, tienes una raqueta y quieres ser parte de ello. Es para lo que he luchado y quiero estar en esta situación», señaló el cuatro veces campeón del torneo.