En la semifinal de este viernes entre el serbio Novak Djokovic y el austriaco Dominic Thiem la lluvia dijo presente en el tercer set del compromiso, el juego fue pospuesto hasta nuevo aviso. El encuentro iba 6 – 3, 3 – 6 y 3 – 1 a favor de Thiem, quien se aprovechó del fuerte viento que transcurrió por la cancha. 

El compromiso tuvo que pararse en dos ocasiones, la primera vez fue en el segundo set, antes que el serbio encontrara el ritmo y ganara en ese momento. Sin embargo, cuando la madre naturaleza dijo presente Djokovic guardó su raqueta sabiendo que el partido no se iba a reanudar.

El austriaco estaba viviendo su mejor momento cuando la lluvia detuvo el duelo, tenía una ventaja de 3 – 1 y su porcentaje de puntos en el primer servicio era superior al de su rival (74%).

Consecuente a esto la final del Roland Garros será pospuesta para este domingo, aprovechando Rafael Nadal un día más de descanso.

Con información de TenisWorldes