El español Rafa Nadal, segunda raqueta del mundo, derrotó al estadounidense Sam Querrey firmando su billete para las semifinales de Wimbledon, donde le espera su gran adversario, el suizo Roger Federer.

Nadal, de 33 años de edad, necesitó dos horas y seis minutos para imponerse al número 65 del mundo por 7-5, 6-2 y 6-2 en la pista número uno del All England Club londinense.

El viernes se enfrentará con Federer, de 37 años de edad, por un puesto en la final. «Es difícil imaginar estar otra vez en esta situación», jugando contra Roger, «aquí en Wimbledon, después de tanto tiempo», afirmó el español. Nadal alcanza las semifinales del Grand Slam inglés por séptima vez y busca sumar este torneo sobre hierba a su reciente 12º título sobre la tierra batida de Roland Garros. Este será el 40º enfrentamiento entre Nadal y Federer.

Djokovic sin problemas. Un amago de David Goffin de derrotar al Goliath del torneo, Novak Djokovic, fue abortado por el serbio, que solventó la insurrección en el primer set del belga y alcanzó las semifinales de Wimbledon por novena vez con un triunfo por 6-4, 6-0 y 6-2.

Con estas semifinales, Djokovic iguala las nueve del alemán Boris Becker y los británicos Arthur Gore y Herbert Lawford, y se queda a tres del récord del suizo Roger Federer y a dos del estadounidense Jimmy Connors.

El de Belgrado, que opta este año a conquistar su quinto título en el All England Club, desactivó a un Goffin que salió dispuesto a competir y que, durante los compases iniciales del encuentro, amenazó con dar las sorpresa.

El belga comenzó desperdiciando bolas de rotura y cuando por fin consiguió amarrar la ventaja quebrando el saque de Djokovic, se desinfló. Un ‘contrabreak’ seguido de otra rotura a favor del serbio voltearon el marcador del 4-3 al 4-6 y enterraron las posibilidades de un Goffin que se desangraba a cada minuto en la pista central.

Perdiendo juegos seguidos, el belga contó hasta diez de forma consecutiva en su contra. Una racha en forma de tumba de la que Goffin ya no supo salir.

Djokovic, consciente de su superioridad y viendo a su rival enmudecido al fondo de pista, sacó el látigo. Comenzó a golpear reveses en suspensión, subir a la red con asiduidad y ahogar a su rival para evitar cualquier tipo de reacción del belga.

Cuando rompió de una vez por todas la carrerilla que había tomado Djokovic, con el 1-1 del tercer set, Goffin ya estaba demasiado lejos. Su cabeza había volado de la pista central, con el ‘rosco’ que encajó en el segundo, y se había posado a kilómetros de distancia, mientras su cuerpo seguía siendo vapuleado en la pista.

Djokovic, que esta semana ya no cuenta con la ayuda de Goran Ivanisevic en su banquillo, no cejó en su empeño de gastar el mínimo tiempo posible y eliminó al verdugo de Fernando Verdasco en octavos con un 6-2 en el tercer set.

El triunfo número 70 de Djokovic en Wimbledon le deja a uno de los que consiguió Becker en su carrera y catorce por detrás de los 84 de Jimmy Connors. El serbio podrá seguir buscando victorias en el All England Club y volverá a las semifinales, en las que el año pasado derrotó en un dramático quinto set al español Rafael Nadal en su ruta hacia el quinto entorchado en Wimbledon.

“Tuve un partido duro en la tercera ronda y he jugado muy bien en los dos últimos dos encuentros. Es lo que quería, lo que necesitaba, y espero poder seguir igual en semifinales”, afirmó el serbio en las declaraciones pospartido.

             

Bautista detuvo a Pella. Controlando los nervios e impidiendo que las emociones se desbocaran, el español Roberto Bautista Agut venció al argentino Guido Pella, por 7-5, 6-4, 3-6 y 6-3 para alcanzar las semifinales de Wimbledon, y pisar por primera vez la penúltima ronda de un Grand Slam.

Fue una victoria sobre todo mental, como vaticinó Pepe Vendrell, técnico de Bautista, y que permite al de Castellón colocarse 7º en la Carrera a Londres, en la lucha por el acceso este año a las Finales ATP de Londres, y ascender de nuevo al 13º puesto en la Lista de Entradas, situándose a tan solo 60 puntos del argentino Juan Martín Del Potro.

La fiesta española en la pista uno puede continuar, si en ese mismo escenario Rafael Nadal vence ahora al estadounidense Sam Querrey, para igualar su actuación el año pasado y lograr las semifinales por séptima vez en Wimbledon.

De lograrlo Rafa, el tenis español tendría por primera vez a dos de sus representantes, al mismo tiempo, en esta ronda en el All England Club. Algo que se ha repetido 10 veces ya en torneos ‘majors’, la última en el US Open de 2017, con Nadal y Pablo Carreño como protagonistas.

Bautista se convirtió en el sexto español que logra las semifinales del torneo más importante sobre hierba, junto con Manuel Alonso (1921), Manuel Santana (1963 y 1966), Andrés Gimeno (1970), Manuel Orantes (1972) y Nadal (2006 a 2008, 2010 a 2011 y 2018).

El ritmo de Bautista, su solidez y madurez en la pista brillan este año en Wimbledon, donde ha necesitado 27 presencias en un grande para lograr su máxima cota, con solo seis horas y 48 minutos en pista, un minuto más que Roger Federer. Pella ha sido el único en robarle un set en cinco partidos.

Bautista se enfrentará ahora con el serbio Novak Djokovic, que derrotó al belga David Goffin, por 6-4, 6-0 y 6-2, ganando diez juegos seguidos, desde el 3-4 del primer set al 1-1 del tercero, para acceder a las semifinales por novena vez, e igualar esa marca con uno de sus ex entrenadores, el alemán Boris Becker.

Sus dos victorias este año ante Djokovic, en las semifinales de Doha (3-6, 7-6 y 6-4) y en los octavos de Miami (1-6, 7-5 y 6-3) animan ahora a Bautista, que no obstante tiene un balance desfavorable con el número uno del mundo de 7-3, aunque nunca se han enfrentado sobre hierba.

El desgaste de Pella, verdugo de finalistas del torneo (el año pasado acabó con Marin Cilic y este con Kevin Anderson y Milos Raonic) era notable, con casi el doble de tiempo gastado para lograr sus primeros cuartos en un grande, y dos batallas épicas libradas ante el italiano Andreas Seppi y Raonic, que sacó incluso para ganar el encuentro.

Los nervios, lógicos para dos jugadores presentes en sus primeros cuartos de final de un Grand Slam, aparecieron en el set inicial, en el que Bautista llegó a dominar por 4-2.

Con presencia en el palco de su entrenador Pepe Vendrell y su representante Tomás Carbonell, que llegó este martes a Londres, el de Castellón no acertó a culminar ahí su remontada.

Serena y Murray se despiden. La aventura de la estadounidense Serena Williams y el británico Andy Murray en el dobles mixto de Wimbledon terminó este miércoles al perder con el brasileño Brunos Soares y la estadounidense Nicole Melichar por 6-3, 4-6 y 6-2.

De este modo, Murray queda apeado de Wimbledon en todas las modalidades en las que competía, ya que fue eliminado en segunda ronda de dobles junto al francés Pierre-Hugues Herbert.

Serena aún sigue viva en individuales y este jueves se enfrentará en semifinales a la checa Barbora Strycova.