No tuvo piedad el serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo, del italiano Salvatore Caruso, procedente de la fase previa, al que derrotó en su ruta a octavos de final por 6-3, 6-3 y 6-2, en 2 horas y 4 minutos.

En busca de su cuarto Grand Slam consecutivo, el serbio apenas dio opciones a un rival que nunca antes había avanzado tan lejos en un grande y se situó por decimotercera ocasión en los octavos, a una del récord que establecieron este viernes el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer.

Djokovic trata de ganar su segundo Roland Garros y encadenar por segunda vez en su carrera los cuatro grandes. De conseguirlo también se convertiría en el primer jugador capaz de inscribir su nombre un mínimo de dos veces en el Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y Abierto de Estados Unidos.

El serbio jugará por un puesto en cuartos contra el ganador del duelo entre el croata Borna Coric, 13 favorito, y el alemán Jan-Lennard Struff. El número 1 del mundo se ha plantado en octavos sin ceder un set, mientras que su principal rival, Rafael Nadal, perdió uno este viernes y en la tercera ronda contra el belga David Goffin.

«Hace mucho calor, las condiciones no tienen nada que ver con los días anteriores, es más complicado físicamente. Pero he encontrado mi mejor juego en la segunda parte del partido», aseguró el serbio, que dijo que estaba «muy motivado para ganar uno de los mejores torneos del mundo».

Osaka dijo adiós. La japonesa Naomi Osaka no podrá encadenar 3 Grand Slam consecutivos, después de ceder en la tercera ronda de Roland Garros ante a checa Katerina Siniakova por 6-4 y 6-2 en 1 hora y 17 minutos.

Un día después de haberse asegurado el número 1 del mundo al final de este torneo tras la eliminación de la checa Karolina Pliskova, la nipona dijo adiós a un Grand Slam donde nunca ha encadenado 3 triunfos seguidos. Siniakova, 43 del mundo a sus 23 años de edad, disputará sus primeros octavos de un grande ante la ganadora del duelo entre la estadounidense Madison Keys y la rusa Anna Blinkova, procedente de la fase previa.

Osaka dice adiós a París tras haber superado dos rondas siempre a tres sets, lo que evidenciaba que no se sentía cómoda sobre la tierra batida, su superficie menos favorable.