Los seguidores de Juan Martín del Potro tuvieron un día ajetreado, emocionalmente hablando. Antes de celebrar el avance del argentino a tercera ronda de Roland Garros vieron con preocupación cómo volvía a vendarse la rodilla lastimada.

Del Potro sufrió este jueves, pero terminó derrotando a Yoshihito Nishioka (72º), en cinco sets, por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5/7) y 6-2 después de 3 horas y 46 minutos de batalla.

El tandilense pudo haberse retirado pronto. En el final del primer set se resbaló y se lastimó la rodilla derecha, por lo que pidió asistencia médica y lo vendaron. Es la misma rodilla que se lesionó en octubre del año pasado y que le había tenido fuera de las canchas casi toda esta temporada.

Fue su triunfo 96 en partidos de Grand Slam y le significó llegar al menos a tercera ronda en sus 6 últimas actuaciones en Roland Garros.

Noveno del mundo y semifinalista el año pasado en Roland Garros, si puede jugar, se enfrentará con el australiano Jordan Thompson (69º).

Otro que salió airoso en la jornada de este jueves fue Novak Djokivic, derrotó sin contemplaciones a Henri Laaksonen, proveniente de la fase previa y 104 del mundo, por 6-1, 6-4 y 6-3.

Dominic Thiem, por su parte, debió emplearse a fondo para doblegar a Alexander Bublik, 91 del mundo y de 21 años de edad. El finalista de 2018 terminó venciendo con parciales de 6-3, 6-7 (6), 6-3 y 7-5, en dos horas y media de partido.

También selló su avance con dificultad la reina del ranking femenino, la japonesa Naomi Osaka, que necesitó tres sets para pasar a tercera ronda. Derrotó a la bielorrusa Victoria Azarenka, de 29 años y semifinalista en 2013, por 4-6, 7-5 y 6-3.