A Stephen Strasburg pareció no importarle el relevo de tres entradas el martes en el Juego de Comodines. El derecho de los Nacionales tiró seis entradas de una carrera y 10 ponches para guiar la victoria de Washington 3-2 ante los Dodgers, en el segundo juego de la serie divisional de la Liga Nacional.

Strasburg hizo 85 lanzamientos, 57 de ellos en strike, para maniatar a la ofensiva de Los Ángeles, que apenas pudo conectarle tres incogibles. El diestro se convirtió en el primer lanzador con tres juegos de 10 o más ponches en sus primeras cinco apariciones en la postemporada.

Claro que el derecho se benefició del ataque temprano de la ofensiva capitalina al zurdo Clayton Kershaw. Los bates de Washington le pisaron el plato tres veces en los primeros dos capítulos al Cy Young, quien recibió cuatro hits, incluyendo dos dobles en los primeros tramos del encuentro.

Los Dodgers se acercaron en el sexto y séptimo con sendos episodios de una rayita, pero los Nacionales se volvieron a alejar 4-2 con una carrera en el octavo que impulsó el criollo Asdrúbal Cabrera.

En el cierre del octavo, Max Scherzer cumplió la misma labor de Strasburg que en el Juego de Comodines. Sacó el episodio en relevo con tres ponches y dejó la mesa servida para  Daniel Hudson en el noveno. El cerrador de la visita recibió doblete de Justin Turner abriendo el inning y llenó las bases con dos boletos y dos outs, pero ponchó a Corey Seager para apuntarse su segundo rescate de los playoffs.

Ganó Strasburg y perdió Kershaw desde la lomita.

Con la serie empatada 1-1, las dos novenas mudan su enfrentamiento a Washington. El domingo se miden en el morrito Hyun Jin Ryu y Scherzer a las 7:45 de la noche.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo