La División Este de la Liga Nacional la comandan unos aguerridos Bravos de Atlanta, equipo joven que por segundo año consecutivo está en la pelea y luce como favorito para llevarse el banderín y colocar su nombre en la serie final del viejo circuito.

En esta temporada los Bravos sí que han estado de pocos amigos. Tienen 57 juegos ganados y 37 perdidos (hasta la jornada del domingo). Lideran la división a plenitud. El equipo que los persigue, Nacionales de Washington, se encuentra a 7.0 juegos de diferencia. Tienen en su récord cuatro duelos ganados consecutivos y en los últimos 10 compromisos ostentan 7-3.

En el bateo colectivo, le tomaron cariño a estar entre los primeros tres en distintos renglones. Son terceros en average con .262, sus 149 vuelacercas los posicionan en el tercer lugar, 490 impulsadas los mandan derecho al segundo puesto y las 507 anotadas los resguardan en la segunda casilla.

Aún no se habla de los lanzadores, pero su cuerpo de serpentineros les ha brindado la garantía de que, con margen de una sola rayita pueden ganar un encuentro. En el pitcheo colectivo se posicionan en el segundo lugar  con 57 ganados, solamente son superados por el mejor equipo de las mayores en la actualidad: Dodgers de Los Ángeles.

El jugador clave de la ofensiva. Estos Bravos han contado con un novato que ha demostrado no tenerle miedo a ningún tipo de contrincante. Se ha enfrentado con grandes lanzadores de la época y ha eximido la materia con 20 puntos. Ronald Acuña jr, jardinero central, se convirtió en la figura de esta novena.

Hablar del buen momento del equipo es resaltar la buena temporada del pelotero de 21 años de edad. Desde la llegada de Acuña,  Atlanta no ha hecho otra cosa que ganar. ¿Casualidad? Todo es posible, pero lo que es bien cierto, y no cabe duda, es que los 26 cuadrangulares, 64 carreras impulsadas, 78 anotadas, 16 bases robadas y 127 indiscutibles fueron suficientes para que el venezolano se acreditara el premio Novato del Año de la Nacional en la zafra pasada.

En este 2019 el joven ha sido la válvula de escape del conjunto de Georgia. A pesar de su juventud ha tenido la madurez suficiente para tomar la batuta y estar a la altura de las circunstancias.

Los compañeros del criollo comentan, según la prensa del conjunto,  que el nativo de La Sabana, estado La Guaira, se ha ganado el cariño y respeto del club.

Desde la lesión que sufrió su compatriota Ender Inciarte, el Novato del Año tuvo que hacerse cargo de la pradera central y volver al primer puesto en la alineación de Brian Snitker.

Acuña jr tiene guarismos en el actual semestre de .292, con 23 batazos de vuelta completa, 55 carreras producidas, 71 registradas y 14 bases estafadas.

Algo que abrió la ventana para que recibiera el llamado a las ligas mayores el norteamericano Austin Riley, otro guardabosque con fuerza más que ocasional y que junto con el jr formó parte de la toma del primer lugar del Este de la LN.

Un dúo más que dinámico. Riley en su primera edición en la gran carpa posee promedio de .253, con 16 estacazos de vuelta completa, 42 fletadas y 35 anotadas. El defensor del lf es, sin duda alguna, una sorpresa agradable para su organización. Poder conseguir a un jugador que supliera los indiscutibles y extrabases de Inciarte se veía difícil, y todo apuntaba a que tendrían que buscar en el mercado. Pero, sorpresa, llegó Riley para quedarse.

Una posible Serie Divisional. Si hoy terminara la zafra regular y Bravos de Atlanta pasa a la Serie Divisional junto con los Dodgers de Los Ángeles, se enfrentarían nuevamente ambas novenas por segundo año al hilo. Las sensaciones serían distintas debido a que lBravos ya no es un equipo novato en postemporada. Sus abridores están más organizados y las nuevas adquisiciones se encuentran hambrientas de campeonato.

Sin embargo, enfrentarse con una alineación tan capaz de voltear un déficit de cinco carreras es muy difícil de controlar. Además, el pitcheo hermético que poseen los serafines podría definir cualquier encuentro en cuestión de 2 horas y 15 minutos (duración de un juego sin contratiempos).

La alineación y rotación del conjunto de Skitner tendrá la tarea de aguantar la segunda mitad de temporada en el primer lugar de su división, si desea repetir la hazaña de la pasada campaña.