El seleccionador nacional Rafael Dudamel se mostró satisfecho con la presentación de la Vinotinto en su vuelta al estadio Olímpico tras ocho años de ausencia y elogió el apoyo de la afición, en la goleada 4-1 ante Bolivia en el primer choque de la doble Fecha FIFA.

Dudamel admitió que el combinado consiguió sus mejores momentos de juego tras el 1-0 de Yangel Herrera al minuto 38. “En el primer tiempo, la selección tuvo intensidad. Contamos con jugadores de muy buen pie que generaban muchos espacios. Yo les pedía mayor cantidad de toques para que los laterales y los extremos participaran. Estábamos siendo muy verticales”, señaló de entrada.

“Después llegó el gol y el equipo se tranquilizó porque estuvo muy emocionado. Hubo muchos factores que nos emocionaron como el regreso a Venezuela, el aliento de nuestra gente, el recibimiento. Era un partido muy emotivo”, destacó el yaracuyano, quien también se refirió al dominio boliviano tras el 3-1 en el segundo tiempo.

“Tuvimos ocho o diez minutos que no nos encontramos. Más el desgaste del partido, que había humedad. Allí pasamos al dibujo 4-1-4-1 al entrar Juanpi Añor. Se le dio estabilidad a la selección en lo defensivo sin dejar de jugar. Vino el 4-1 y estuvo todo controlado. Ganamos con mucho criterio y personalidad que nos deja buenas sensaciones”, afirmó.

Sobre la sede y el ambiente en Caracas, el seleccionador se mostró muy contento. “Caracas pasó la prueba y con nota alta. Desde lo deportivo, es una de las candidatas para la eliminatoria. Desde lo logístico hay que esperar la opinión de los dirigentes, pero hemos podido ir desarrollando una logística idónea y adecuada. Hemos demostrado al mundo desde la capital, desde Venezuela, que aquí se puede jugar”, manifestó.

Caracas y el estadio Olímpico volverán a albergar un amistoso el lunes frente a la selección de Trinidad y Tobago en el cierre de la Fecha FIFA.

@Natushalandia