El tenista español Rafael Nadal venció por un cómodo 6-3, 7-6 (4) y 6-1 al argentino Federico Delbonis y se enfrentará con su compatriota Pablo Carreño en la tercera ronda del Abierto de Australia.

“Ha sido una gran victoria. Tuve muchas bolas de break que no he podido cerrar, pero estoy muy contento de que al final haya podido acabar así”, argumentó tras finalizar el choque.

Con la misma tónica que en su debut, el balear arrancó el partido sin buscar grandes tiros, estrategia que le sirvió para apuntarse un 6-3 inicial.

Durante la segunda manga el primer clasificado mundial continuó sin poder cerrar las pelotas de rotura y su rival consiguió mantenerse a flote hasta un desempate que acabó llevándose el español por 7-4.

Nadal tomó decisiones más arriesgadas

Del mismo modo como ocurrió en su primer partido, Nadal probó nuevas cosas, golpes y decisiones más arriesgadas, con el marcador encaminado contra un Delbonis que redujo su intensidad considerablemente ante una situación adversa de dos sets a cero.

Tras el 6-1 final, el tenista manacorense confirmó su pase a la tercera ronda en la que se enfrentará a Carreño, tenista quien venció en segunda ronda al alemán Peter Gojowcyk.

El balear obtuvo la victoria número 63 en el Abierto de Australia y tratará de ganar su segundo título del Abierto de Australia después conquistado en 2009 contra Roger Federer. Nadal llegó a cuatro finales en Melbourne: 2012 y 2019 contra Novak Djokovic, 2014 con Stan Wawrinka, 2017 Roger Federer y no ha podido conquistar nuevamente el título.