El veterano entrenador Gregg Popovich sufrió una de las derrotas más dolorosas y «perjudiciales» a su trayectoria triunfal después de que la selección de Estados Unidos, a la dirige por primera vez en su carrera, perdió por 79-89 ante la de Francia en los cuartos de final del Mundial de Baloncesto de China.

Por primera vez desde las semifinales del Mundial del 2006 cuando perdió frente a Grecia, Estados Unidos no sufría una derrota, por lo que rompió una racha de 58 triunfos consecutivos en las competiciones internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos.

Elogios para el ganador. Francia jugó un gran baloncesto y se hizo merecedora de la victoria, mientras que Popovich no solo alabó el triunfo del equipo galo sino que además se mostró «indignado» de que se siguiese utilizando la «excusa» de la ausencia de las Estrellas de la NBA como la «única» razón de la derrota.

«Creo que es una noción irrespetuosa, incluso el traer algo como decir que las estrellas se retiraron», manifestó Popovich con dureza cuando le preguntaron sobre todos los abandonos. «Eso es irrespetuoso con Francia y con quien sea que esté en este torneo. Francia nos ganó. No importa quién estaba en el equipo».

Popovich, que aceptó que había sufrido una gran decepción con la derrota, defendió con todo a los jugadores estadounidenses que llegaron al mundial a representar a su país.

«No existen otros jugadores. Estos son los que estuvieron aquí, hicieron un gran trabajo y estoy muy orgulloso de ellos», subrayó Popovich, quien dijo que el hecho que hubiesen logrado el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 significa que habrá un equipo. «Seguro que será otro equipo, que lo demostrará en el campo».

La consolación contra Serbia. En cuanto al duelo contra Serbia para los puestos de consolación del Mundial, Popovich fue categórico cuando dijo que su objetivo no es otro que competir al máximo e intentar conseguir la victoria como lo hará el equipo rival.

«Bueno, es otro partido. Ambos equipos competirán e intentarán ganar, así que no hay mucho más que decir al respecto. Es el próximo partido», comentó Popovich, de 70 años.

Luego Popovich se dedicó a alabar la excelente labor que había realizado el entrenador de Francia, Vincent Poulet, y todo el equipo, pues supieron encontrar la manera de ganar el partido.

«Creo que el entrenador Poulet y su grupo han hecho un trabajo excepcional. Es el mejor equipo francés que he visto, porque juegan en ambos extremos de la cancha», analizó Popovich. «No se trata solo de un equipo ofensivo, de un par de jugadores».

Popovich destacó que Francia juega bien en defensa, tiene poder físico e individualmente lo hace bien.

«Defensivamente como grupo mantiene solidez, cambiando posiciones, dándolo todo y tiene poder reboteador», subrayó Popovich. «Todas las partes encajan. Son profundos, y fueron maravillosos esta noche frente a nuestro equipo», admitió el seleccionador de Estados Unidos.

Golpe difícil de asimilar. El quedarse sin opción de luchar por una medalla fue considerado por Popovich como algo «difícil» de asimilar en el apartado deportivo por todo el esfuerzo y trabajo que hicieron.

«Cualquier pérdida duele, y esta situación duele más, pero la vida continúa. Esto es muy importante. Nos hubiera encantado seguir ganando partidos en este torneo, como a cualquier otro equipo, pero luego todos tenemos familia, vidas y proyectos personales que realizar», recordó Popovich.

El veterano entrenador reconoció que la gran labor individual que aportaron los franceses, el escolta Evan Fournier, de los Magic de Orlando, y el pívot Rudy Gobert, de los Jazz de Utah, auténticos héroes en el triunfo de la selección de gala frente a Estados Unidos, fue decisiva, pero todo el equipo les respondió.

«Tomaron buenas decisiones. No hubo muchos errores mentales, y al final creo que su experiencia y su ejecución se muestran. Y eso es un crédito para todos ellos, no solo para dos jugadores», agregó Popovich.

En Estados Unidos hasta el momento no habido ningún tipo de reacción por la derrota y la noticia de la eliminación del Mundial de Baloncesto ha quedado en segundo plano para los aficionados locales.

Así lo estaba ya desde que las Estrellas de la NBA le dijeron a la organización de la USA Basketball, el organismo encargado de la selección, que no iban a estar con el equipo nacional, y preferían disfrutar de vacaciones, antes que diese comienzo la nueva temporada de liga.