Seguramente no fue así como Antoine Griezmann soñó su despedida del Atlético de Madrid, donde brilló por cinco temporadas.

El francés jugó este sábado su último partido con esta camiseta y fue un adiós en silencio, sin goles ni genialidades, solo roto por los silbidos que le dedicaron algunos fanáticos en el Citat de Valencia al término del empate 2-2 con el Levante.

Esta semana el atacante nacido en Macon había anunciado que no seguiría con el Atlético, y aunque los primeros rumores lo situaban en el Barcelona, los comentarios han cambiado de dirección y ahora se dice que no será bien recibido por los jugadores del club catalán.

No solo no les gustó que Griezmann rechazara al club en una ocasión. Tampoco creen que tenga espacio en el esquema de Valverde.

Otros equipos que sonaban como aspirantes también se han desmarcado.

«El Barcelona puede estar tranquilo, no estamos interesados en él porque no lo podemos fichar», dijo Pep Guardiola, desestimando los rumores que unían a Griezmann al City. En la misma línea declaró el técnico del París Saint Germain, el alemán Thomas Tuchel: “Contar con Griezmann en nuestra plantilla es algo que ahora no es realista».

En el seno del equipo lo ven marchar sin reproches, al menos públicamente. Así lo dio a entender el técnico Diego Simeone.

“Solo tengo palabras de agradecimiento”, dijo en una rueda de prensa el viernes. “Se va uno de los jugadores más goleadores en la historia del Atlético después de cinco años maravillosos en los que nos ha dado todo”, añadió.

“Desde el cariño que le tengo le dije absolutamente todo lo que pienso y queda entre nosotros lo que le dije, claramente”, agregó.

Aunque entiende la magnitud de la pérdida que afrontará el Atlético, Simeone dice que conseguirán la manera de salir adelante.

“Sabíamos lo de Juan, Luis, Godín, la posibilidad de Griezmann de salir, ya había pasado lo de Lucas… Firmamos sabiendo que el club es mucho más grande que todos nosotros. Pasaron Torres, Forlán, Agüero, Falcao, Mandzukic, Costa, Griezmann… Y el club siguió compitiendo porque ahora tiene una fortaleza que no es igual que antes”, apuntó.