Pierluigi Collina, ex árbitro italiano de 60 años de edad, nació el 13 de febrero de 1960 en la ciudad de Bolonia.

Se graduó de economista en la universidad de esa ciudad. Aunque es fanático del baloncesto, en su juventud llegó a jugar como defensa central en un equipo de Bolonia. En 1977 decidió hacer un curso de arbitraje, y en poco tiempo (tres años) pitaba partidos regionales.

Paso a la élite

Dirigió tres temporadas en tercera división, luego fue promovido a partidos de Serie B y A. Sus buenas participaciones y dominio de cuatro idiomas (italiano, español, inglés y francés), lo llevaron a pitar compromisos internacionales.

Participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, Mundial de Francia 1998, y Mundial Corea – Japón 2002.

Partidos históricos

En la final de la UEFA Champions League 1999 entre el Bayern Munich y el Manchester United en el Camp Nou, el equipo inglés le dio vuelta al marcador sobre la hora y quedó campeón con resultado de 2-1, Collina fue el encargado de consolar a los jugadores bávaros que lloraban en el césped.

En otra final del Mundial de 2002, luego de que la selección brasileña se proclamó monarca, todo el estadio ovacionó al juez italiano, que fue invitado a recibir una medalla en la ceremonia de premiación. Además, el entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, le entregó el balón con el que se jugó ese partido.

Por otro lado, los futbolistas Ronaldo Nazario (Brasil) y Dietmar Hamann (Alemania) lo felicitaron por su actuación y le obsequiaron sus camisetas.

Reconocimientos

Pierluigi Collina fue distinguido por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas (IFFHS) como el mejor árbitro de la historia, aparte de ser seleccionado durante cinco temporadas consecutivas como el mejor del año.

Durante tres campañas seguidas fue elegido el mejor de la Serie A.

La fama

Estuvo en muchas campañas publicitarias, una de ellas con Adidas, en la que compartió con jugadores como Beckham, Aimar, Ballack y Zidane.

Fue la imagen portada de Pro Evolution Soccer 3, es el único árbitro que aparece en una portada de videojuegos, además de sus publicidades.

También estuvo en comerciales de vehículos, bebidas, relojes, ropa masculina y zapatos deportivos.

El retiro

Luego de firmar un contrato publicitario de 1 millón de euros con la marca alemana de automóviles Opel, la Federación Italiana de Fútbol decidió suspenderlo. La automotríz era patrocinante del AC Milán y se ponía en duda su imparcialidad.

En su momento, Pierluigi Collina aseguró que no tendría problema en juzgar partidos de segunda división, pero que su transparencia estuviera en duda lo obligaba a renunciar. Dando ejemplo de rectitud, en medio de la corrupción que se vivía para aquel entonces en el fútbol italiano.

Por Samuel Cuevas


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo