Pablo López
Foto AFP

La espera de Pablo López terminó y este lunes estará de vuelta a la rotación de abridores de los Marlins de Miami.

El derecho zuliano finalmente completó su recuperación y subirá a la lomita contra los Rojos de Cincinnati.

“Le pondremos mañana”, confirmó este domingo el manager Don Mattingly, en declaraciones reproducidas por el diario Miami Herald. “De esa manera, todos tienen un día extra. Trabajaremos de esa forma”.

Al darle la pelota al venezolano, Mattingly le dio un día más de descanso al resto de sus lanzadores. La apertura del lunes correspondía a Caleb Smith, que ahora será el pitcher del martes.

López, de 23 años de edad, se lesionó el hombro a mediados de junio y desde entonces no lanza en Grandes Ligas.

En su camino de regreso tuvo cinco salidas en ligas menores, la última de ellas el miércoles. En ella recibió apenas una carrera en 6.0 innings. Y no veía la hora de regresar.

“Ha pasado una eternidad desde que estuve en este montículo. Estoy muy emocionado”, dijo el serpentinero.

“He estado trabajando en algunas cosas, por lo que se siente aún más la diferencia», explicó López.

«Todos los días, día tras día estando en rehabilitación, solo estuve trabajando en mejorar cosas mientras también trataba de estar saludable. Es un proceso que siento que duró más tiempo de lo que realmente fue”, agregó.

López está en su segunda temporada en Grandes Ligas. Hasta su última apertura, el 15 de junio, el pitcher nacido en Cabimas tenía registro de 5-5, 4.23 de efectividad y 73 ponches en 14 salidas.