Foto: @MundoDeportivo

Ousmane Dembélé nuevamente sufrió otra lesión. Esta no es la primera vez que el francés no podrá contar para Ernesto Valverde y la situación ya preocupa en Camp Nou.

Llegó al barsa en agosto de 2017 para suplir la importante baja de Neymar, quien terminó marchándose a PSG.

Con la nueva rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda, el atacante sufre su sexta lesión en el conjunto culé.

Primera oportunidad, primeros daños. En la temporada inicial con los blaugranas, cuando comenzó a mostrar todo su potencial y talento, se rompió el bíceps femoral izquierdo en un encuentro contra Getafe y debió pasar por el quirófano.

Esa lesión ha sido la más grave de todas, puesto que estuvo cuatro meses fuera de las competencias del equipo.

Ya con el alta médica 106 después, el extremo recayó nuevamente  en la lesiones con un desgarro muscular el semitendinoso en el muslo izquierdo y fue baja por un mes.

Tras superar todos esos percances el delantero recuperó su mejor versión en Camp Nou, pero en la última fecha de la liga sufrió un esguince de grado 1 en el tobillo, el cual fue leve y regresó en poco tiempo.

Segunda temporada de reinvindicación. La campaña siguiente el objetivo de Dembélé fue tratar de revertir el primer año plagado de lesiones y buscar un puesto fijo en el once titular.

Sin embargo, a pesar de estar mostrando un nivel superlativo, contra Leganes debió abandonar el campo un esguince leve de tobillo, luego de un resbalón.

En Champions contra el Lyon el karma apareció nuevamente con un desgarro muscular, lo que le llevó a estar 26 días fuera.

El 9 de abril el galo volvió a las canchas para intentar ayudar a un Barcelona que peleaba por todos los titulos disputados.

A pesar de ese gran presente culé, el francés no pudo acompañar al en el encuentro que fue un autentico calvario para los blaugranas frente a Liverpool.

Antecedentes promisorios. En el Barcelona están preocupados por la oleada de lesiones de Dembélé. Sin embargo, mantienen las esperanzas en que el jugador vuelva a gozar de la salud que tenía antes de llegar a Camp Nou.

Mientras disputó minutos en el Renes y el Dortmund fueron pocas las veces en que el futbolista se alejó de las canchas por dolores fisicos.

Dicho esto, ahora habrá que esperar la vuelta del francés a los terrenos de juego. Su recuperación se estima entre 4 a 5 semanas.