Tiene solo siete años y revolucionó las redes sociales con un vídeo que publicó en el que se le ve corriendo los 100 metros en solo 13.48 segundos. 

El pequeño Rudolph Blaze Ingram parece que está siguiendo los pasos de Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo. Ganó con total superioridad sobre sus compañeros y su imagen ya recorre el mundo.

Ingram ya era famoso de antes, más allá de esta extraordinaria carrera. El año pasado publicó un vídeo en el que se ve jugando al fútbol americano y mostrando unas jugadas en el parque con otros niños de su edad que llaman la atención.

Mide 91 centímetros y pesa 21 kilogramos. Nació en Tampa (Florida). Su padre es entrenador de fútbol americano y rudolph. Desde muy pequeño, prácticamente se entrena día a día. En su canal de YouTube publica algunos de sus videos, pero la mayoría lo hace en Instagram.

En su cuenta (verificada) muestra la mayor parte de su actividad. Entrenamientos, carreras y otras disciplinas en las que, a sus solo siete años, demuestra una capacidad muy superior al resto.