Foto: Referencial

Muchos son los rumores que rondan el futuro futbolístico de Neymar, pero lo único seguro es que todo sigue siendo incierto para la estrella brasileña. El deseo del jugador es volver a la que fue su casa, pero si eso no puede ser le gustaría jugar en el Real Madrid.

El problema del club azulgrana es la falta de liquidez. Tratan de conseguir al brasileño por medio de un intercambio o cesión, propuesta que no termina de resultarle interesante al equipo francés.

Además del monetario existe otro factor que complica el paso de Neymar al Barcelona, y es el tema deportivo. Según la fanaticada blaugrana, el brasileño alteraría la estabilidad del grupo, ya que, grandes como Luis Suárez o Antoine Griezmann tendrían que quedarse fuera del once titular.

El PSG ha sido muy claro sobre el tema, buscar liquidez y sacar el mayor provecho posible al fichaje que 2 años atrás le costó 222 millones de euros. Hablan de negociar a partir de 205 millones de euros.

El lado merengue no contempla al brasileño, salvo que haya un giro de mercado. Desde que Zidane asumió el mando se descartó mirar hacia París.

“Ni Mbappé, ni Neymar, ni nadie del PSG está en las oraciones de Zidane”, dijeron desde entonces.

Todo es incierto sobre el caso del brasileño, lo único seguro es que el PSG quiere venderlo cuanto antes y sacar la máxima cantidad de dinero posible por la estrella. Por su parte, Neymar está seguro de que si llegara a haber una oferta de los máximos clubes de España, elegiría con los ojos cerrados al Barcelona.