El piloto italiano Valentino Rossi efectuó este lunes una prueba en el circuito de Misano (noreste de Italia), menos de tres semanas después de haber sufrido una doble fractura de tibia y peroné, informan este martes los medios deportivos italianos.

El siete veces campeón del mundo de MotoGP sufrió a finales de agosto un accidente en un entrenamiento cerca de su casa y fue operado en la noche del 31 de agosto al 1 de septiembre en el hospital de Ancona por fracturas con desplazamiento de la tibia y peroné de su pierna derecha.

Por tanto, solo 18 días más tarde ha subido a una moto, efectuando varias vueltas a los mandos de una Yamaha R1, para probar su condición física y el estado de su pierna.

Según La Gazzetta dello Sport, el italiano planea participar a partir del viernes en los ensayos libres del Gran Premio de Aragón, que se correrá el domingo.

En función de sus resultados y de sus sensaciones en esta primera sesión, decidirá después si participa en la carrera o si deja como está previsto su plaza al holandés Michael van der Mark.

Rossi se perdió el Gran Premio de San Marino hace diez días debido a su lesión. El italiano es todavía cuarto del Mundial, pero ahora a bastante distancia de los dos colíderes, el español Marc Márquez y el italiano Andrea Dovizioso.