Mercedes lucirá en este Gran Premio de Alemania de Fórmula 1 un nuevo diseño en los monoplazas del británico Lewis Hamilton y del finlandés Valtteri Bottas, incorporando el color blanco mate en recuerdo de sus primeros coches de carreras.

Este fin de semana Mercedes celebra su 125 aniversario y para conmemorar esa cifra la escudería alemana presenta un diseño especial.

«Antes de la leyenda de las flechas plateadas, los coches de Mercedes eran blancos», explicó en su perfil de Twitter el equipo Mercedes-AMG de Fórmula Uno.

La mitad trasera del W10 mantiene los colores habituales de los monoplazas de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, pero la parte delantera se viste de blanco mate y fusiona los logo antiguo y moderno de Mercedes Benz.

El Gran Premio de Alemania será, además, el número 200 de Mercedes en la Fórmula Uno. Se disputa en Hockenheim, una localidad situada a unos 120 kilómetros de la central del equipo en Stuttgart.

Vettel y los triunfos. El alemán Sebastian Vettel aseguró este jueves en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Alemania de Fórmula 1 que el objetivo de Ferrari es «luchar por las victorias» y apuntó que para ello tienen «que mirar a Mercedes».

El cuatro veces campeón del mundo destacó que la ventaja de las flechas plateadas «es clara».

«Como en los anteriores años, parece que tienen más problemas en aquellos circuitos en los que la degradación es mayor, pero en cuanto a velocidad son la referencia. Con Red Bull la diferencia es menor, pero el objetivo de Ferrari es luchar por las victorias y para hacerlo tienes que mirar a Mercedes», subrayó.

Vettel reconoció que «Mercedes es el punto de referencia» y rechazó que Ferrari sea favorito al triunfo en Hockenheim, aunque no renunció a que la carrera les presente «una oportunidad».

«La sensación en las carreras es que siempre tienes una oportunidad. Descubriremos si la tenemos durante el fin de semana», apuntó el piloto de Heppenheim.

Por la proximidad con su localidad natal, Vettel afirmó que «por todas las personas» que le conocen, por sus familiares y por sus amigos, sería «aún mejor ganar cerca de casa».

Preguntado por la presión de ganar con Ferrari un campeonato del mundo, Sebastian Vettel indicó que no lo siente como una responsabilidad. «Es más bien un privilegio competir por Ferrari. El objetivo ahora es volver a la racha ganadora. Si lo hacemos, habrá más posibilidades de ganar un título», sentenció.