El español Marc Márquez (Honda) ganó este domingo el Gran Premio de Francia de motociclismo en la categoría de MotoGP, por delante de los italianos Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci (Ducati), con lo que amplía su ventaja como líder del Mundial.

Márquez, defensor del título en la categoría reina, dominó la carrera que se disputó en un asfalto seco, pese a la amenaza constante de lluvia en el circuito de Le Mans. Es la victoria número 47 para el catalán en MotoGP, y la número 300 para Honda en un Gran Premio.

«Siempre es difícil en Le Mans», destacó Márquez tras el final de la prueba, y subrayó que las Ducati habían sido muy rápidas.

Con 95 puntos, cuenta ahora con 8 de ventaja sobre Dovizioso y con 20 sobre el español Álex Rins (Suzuki), que hoy apenas pudo ser décimo. El italiano Valentino Rossi (Yamaha), quinto este domingo, es cuarto de la clasificación general del Mundial, con 72 puntos.

«Estoy contento de ganar en un circuito en el que había alguna duda. Es cierto que después del año pasado se podía intuir que podía ir bien, pero con esta temperatura, con tanto frío, nunca habíamos acabado de ir bien», agregó Márquez.

El australiano Jack Miller (Ducati), que comenzó tercero en la parrilla de salida, se mantuvo en cabeza durante las primeras vueltas, antes de que Márquez tomara las riendas. Un grupo de cuatro pilotos, compuesto por Márquez, Miller, Dovizioso y Rossi, se destacó antes. Márquez y Miller se escaparon ligeramente poco después y el español consiguió dejar atrás al australiano.

Las Ducati oficiales de Dovizioso y Petrucci aceleraron en la parte final y consiguieron superar a Miller (4º finalmente), para quedarse con el podio. El compañero de Rossi en Yamaha, el español Maverick Viñales, que había sido el más rápido en los ensayos libres, terminó su fin de semana en Francia tras una decena de vueltas. Se cayó luego de un toque con el italiano Francesco Bagnaia, compañero de Jack Miller en Ducati-Pramac.