Redacción El Nacional 

De luto. Así se encuentra Mineros de Guayana tras el trágico fallecimiento de su pequeño futbolista Brayan  Navarro de la categoría 2010. El equipo negriazul lamentó el deceso y exigió justicia a las autoridades.

“Desde la junta directiva, cuerpo técnico, jugadores y personal del club enviamos nuestras más sinceras palabras de condolencias a familiares y amigos en este doloroso momento y solicitamos a las autoridades que se haga justicia por este lamentable hecho”, escribió el bando guayanés en redes sociales.

Navarro de apenas nueve años era miembro de la Escuela de Mineros.

El pequeño regresaba con sus representantes a Puerto Ordaz vía terrestre desde Puerto La Cruz, donde disputó un torneo vacacional.

El vehículo del padre del futbolista fue interceptado por antisociales presuntamente para robarlo y seguidamente los delincuentes dispararon contra el carro y uno de los tiros impactó y le produjo la muerte al infante.