Messi Hong Kong
Foto Archivo

El organizador del partido amistoso del Inter Miami en Hong Kong se comprometió a que Lionel Messi jugaría al menos 45 minutos. Así lo declaró este lunes el ministro de Deportes de Hong Kong ante el descontento provocado por la ausencia del jugador en el campo.

El argentino, ocho veces laureado con el Balón de Oro y que padece una lesión en el isquiotibial, permaneció en el banquillo durante todo el encuentro. El juego se disputó el domingo y en el que su equipo venció al conjunto hongkonés 4-1.

Pero los 38.323 espectadores que pagaron como mínimo 125 dólares (unos 115 euros), y en muchos casos hasta cinco veces más, por ver a su ídolo en acción quedaron muy decepcionados.

Desde la grada, el público coreó «¡reembolsen!» y profirió abucheos hasta final. El gobierno de Hong Kong publicó dos declaraciones el domingo por la noche.

Se declaró «extremadamente decepcionado» y amenazó con retirar los 1,9 millones de euros (unos 2 millones de dólares) de financiación pública al organizador del evento, Tatler Asia, un medio especializado en moda y estilo de vida.

«Una de las principales condiciones de nuestro acuerdo de financiación con Tatler Asia era que Messi participara en el partido durante al menos 45 minutos. Salvo por razones relacionadas con su estado físico y su seguridad», declaró Kevin Yeung, secretario de Cultura, Deportes y Turismo en Hong Kong, este lunes en rueda de prensa.

«Ayer, antes de que empezara el partido, Tatler Asia reafirmó que Messi iba a jugar en el segundo tiempo», explicó.

Según dijo Yeung, el gobierno local intentó negociar con el organizador al ver que el jugador, de 36 años, no salía al campo.

El gobierno pidió que se «estudiaran otras soluciones, como que Messi saliera al campo para saludar a sus seguidores y recibir el trofeo», indicó Yeung. «Desafortunadamente, como ven, esto no funcionó».

Horas más tarde, el presidente ejecutivo de Tatler Asia confirmó que Messi debía jugar por contrato, salvo en el caso de lesión.

«Tatler Asia lamenta profundamente el decepcionante final» de lo que debería haber sido una «súper-ocasión», indicó Michel Lamuniere en un comunicado de la empresa.

El máximo responsable de Tatler Asia anunció que la empresa «ha decidido retirar oficialmente su demanda de subvención gubernamental».

Este lunes, el consejo de consumidores de Hong Kong anunció por su parte haber recibido unas 40 demandas por los hechos ocurridos.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!