La última vez que la Vinotinto ofició de local en el estadio Olímpico de Caracas, el nueve de la selección era Giancarlo Maldonado, José Manuel Rey era uno de los zagueros centrales, César Farías era el entrenador y la gente se quejaba del elevado precio de las entradas para el amistoso del 6 de septiembre de 2011 ante Guinea Ecuatorial.

Ocho años después, algunas cosas cambiaron y otras se mantienen. Maldonado ya no está en el combinado, Rey se retiró y es técnico, Farías se sentará en el banquillo boliviano, rival de Venezuela, y los precios de 125 mil y 250 mil bolívares en gradas laterales y centrales; y 500 mil y 1.250.000 en la tribuna principal hacen dudar siquiera en igualar la entrada de 14 mil espectadores que se registró para ver la victoria 2-1 de los dueños de casa en la capital.

El compromiso de este jueves (6pm) tendrá ingredientes más interesantes que aquella victoria ante un rival de poca monta. Primero, está el morbo de la presencia de Farías como DT de los altiplánicos. Luego está la presentación de la escuadra que jugó la Copa América y batió al propio elenco boliviano y después está la expectativa de saber cómo está el plantel internamente tras la renuncia de Josef Martínez, al menos mientras Rafael Dudamel sea el seleccionador.

En este último punto, los “peso pesados” del vestuario han salido al paso a la decisión del ariete carabobeño y, salvo contadas excepciones, han rechazado la renuncia, han declinado comentar sobre las denuncias que hizo Martínez en su comunicación y tampoco han dicho una palabra con respecto a los constantes “cortocircuitos” entre un sector de la FVF y el estratega yaracuyano.

Dudamel asegura que en la plantilla “hay armonía, respeto y lealtad”. Esto último quedó claro tras las posturas de Tomás Rincón, Salomón Rondón y Roberto Rosales muy contrarias y de rechazo absoluto a la posición de Martínez. Y sobre el futbolista del Atlanta United dijo sentirse “sorprendido”, aunque mantuvo las puertas abiertas para un eventual regreso, eso sí, sin garantías de titularidad e incluso ni de minutos pese a que Josef fue el máximo goleador vinotinto en la eliminatoria pasada con cinco dianas.

En lo futbolístico, la Vinotinto podría presentar una cara al menos un poco más ofensiva, con un esquema 4-2-3-1 con Darwin Machís y John Murillo o incluso Yeferson Soteldo en la derecha y Juanpi Añor o Rómulo Otero en el centro detrás del único atacante, como siempre, Rondón. Rincón con Yangel Herrera o Junior Moreno formarían el doble cinco. Y la última línea podría tener a Rosales, Yordan Osorio, John Chancellor y Bernardo Añor por la izquierda, con Wuilker Fariñez en el arco.

Para Bolivia y Farías es una buena la oportunidad de mejorar el gris estreno ante Ecuador-derrota 3-0- en el nuevo ciclo con el oriental al frente. El árbitro del cotejo no ha sido divulgado y el pronóstico del tiempo vaticina un día nublado y con 20% de probabilidades de lluvia en la noche.

El lunes, Venezuela volverá al mismo escenario para medirse con Trinidad y Tobago, en el segundo amistoso de la Fecha FIFA de octubre.

@cristobnaranjo