Foto: Excelsior

La Federación Internacional de Tenis (ITF, por sus siglas en inglés) explorará opciones para celebrar la edición en silla de ruedas del US Open después de las quejas del jugador australiano Dylan Alcott.

Alcott, ganador de 10 Grand Slams en este formato, se quejó en las redes sociales de la exclusión de la modalidad en la próxima edición del US Open, que finalmente se disputará del 31 de agosto al 13 de septiembre.

“Acaba de anunciarse que el US Open saldrá adelante sin el tenis en silla de ruedas y los jugadores no hemos sido consultados. Hice todo para clasificarme, pero me faltó lo único que importa, poder andar. Asquerosa discriminación”, escribió el jugador australiano.

“No me digáis que me pondría en riesgo porque sea discapacitado. Lo estoy, sí, pero eso no hace que esté enfermo. Estoy igual de sano y en forma como cualquiera que esté leyendo esto”, añadió.

Ante estas declaraciones, de las que se han hecho eco algunos tenistas como Andy Murray, la ITF emitió este jueves un comunicado asegurando que van a explorar opciones para que el torneo pueda disputarse.

“La ITF entiende la decepción que sienten muchos porque este año no se pueda disputar el US Open en silla de ruedas. Nosotros entendemos los retos logísticos a los que se enfrenta la organización. En medio de una pandemia, la seguridad de todos los competidores tiene que ser la prioridad”, dijo el organismo.

“Continuamos hablando con los organizadores sobre posibles soluciones que permitan que el torneo se juegue en ese lugar o en otro”, apuntó la ITF.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo