Yoiner Vanegas/ @SoyVanegasG

El base Kyle Lowry anunció, a través de su cuenta en Instagram, que no formará parte de la plantilla que representará al combinado de básquet estadounidense en la Copa Mundial que se jugará en China este año.

Los motivos que impiden que el jugador integre el equipo de Gregg Popovich incluyen su estado físico, como indicó el propio Lowry en la red social: “Esperaba ser autorizado médicamente y estar listo para disputar el Mundial, pero finalmente no ha sido así. Esperaba llegar a tiempo para ayudar a mi país en su reto de alcanzar el oro en el torneo”.

El base también reconoció que volver a participar con el combinado era uno de sus deseos. “Me encanta jugar con el Team USA, pero me veo obligado a parar y apoyar al equipo desde casa. Creo que los chicos que van lo harán genial y conseguirán el oro para nuestros país”, manifestó.

La pesadilla de Popovich. El entrenador de San Antonio, que ahora está a cargo del seleccionado de su país, ha afrontado muchos problemas al elaborar la lista con la que espera ser campeón del torneo.

Marvin Bagley, de los Kings, es otro de los jugadores que no defenderán los colores norteamericanos aduciendo razones personales, mientras que muchos otros, entre ellos CJ McCollum, reconocieron que no van a la competencia para descansar para la próxima campaña en la NBA.

Tras la baja de Kyle Lowry, el DT nacido en Indiana mantiene a la disposición del equipo a 15 efectivos: Jaylen Brown, De’Aaron Fox, Harrison Barnes, Joe Harris, Kyle Kuzma, Brook López, Khris Middleton, Donovan Mitchell, Mason Plumlee, Marcus Smart, Jayson Tatum, P. J. Tucker, Kemba Walker y Derrick White.