Josef Martínez estrella y titular del Atlanta united de la MLS, por mucho, es el más valorado  por la liga estadounidense y por el mercado que se aproxima en enero.

Y es que e la temporada, por segundo año consecutivo, Martínez se ubica entre los primeros puestos de los goleadores del torneo.

Su valor individual sube como la espuma. Se habla de 17,5 millones de Euros. Sus más cercanos seguidores en cotización de la Mayor League Soccer  son el argentino Gonzalo “Pity” Martínez y el mexicano Carlos Vela ,con 15 millones de euros, cada uno.

El portal TransferMarket arrojó el siguiente análisis: “Josef Martínez es uno de los mejores delanteros centros de la historia del fútbol de Estados Unidos. Es uno de los pocos jugadores a los que se les puede describir simplemente como ‘perfecto’. Además de su agilidad y, a pesar de estatura, 1,72 metros, impresiona por su enorme potencia de salto y su fuerza en el juego aéreo”.

Valor al inicio de la campaña

Al comienzo de la temporada el valor de Josef Martínez era de aproximadamente 10 millones de Euros, y aumentó hasta el tope de la MLS. Sin embargo, su equipo quedo fuera en las aspiraciones de defender el campeonato obtenido el año pasado y de coronarse nuevamente.

El caraqueño. hasta el presente, en 100 partidos marcó 88 goles con el Atlanta United. En la reciente temporada logró 33 tantos en 39 encuentros.

La renuncia a la selección

Mediante una carta, el carabobeño renuncó a defender los colores de Venezuela hasta que Rafael Dudamel sea el técnico. Tras debutar en 2011, el delantero estrella de Atlanta United ha disputado 54 partidos y anota 11 goles con la selección absoluta de Venezuela.

«Es emocional. desgaste anímico cada vez que voy a la selección actualmente, producto del comportamiento hacia mi persona de quien lidera desde el cuerpo técnico. Siendo la Copa América 2019 el evento que más me afectó emocional y deportivamente. La pasé realmente mal», escribió el delantero.

«Espero sepan comprender lo planteado y el dolor que para mi representa esta solicitud. Pero, más doloroso aún es formar parte de algo que ha dejado de ser la Vinotinto de todo un país, para convertirse desde lo interno en un espacio de intereses individuales», continuó.

«Aclaro rotundamente que no estoy renunciando a seguir vistiendo la camiseta de mi país. Solo prefiero no estar hasta que llegue un cambio que permita recuperar la esencia de lo que verdaderamente es representar a un país y no un proyecto personalista. Nada ni nadie debe estar por encima de la selección nacional», manifestó Martínez.

«